Blazers y chaquetas de terciopelo: el must que no querrás perderte para esta temporada

Se va a llevar (y mucho) esta temporada; hablamos de uno de esos clásicos que TODAS tenemos y que se reinventa este año. ¿Lo mejor? Se puede combinar con distintos tejidos como lanas, gasas y gabardinas. ¿El must? Un traje de blazer + pantalón de terciopelo… Éxito seguro.

Desde el año pasado el abecedario fashionista ha hecho hincapié en la “T” de terciopelo, y este 2018 simplemente se corona como clave. Todo comenzó con los vestidos, después llegaron los pantalones y ahora, los blazers y chaquetas.

De su más que evidente suavidad, pasando por los matices brillantes que aporta a todos los colores, hasta el carácter glamoroso que imprime a cualquier look, el terciopelo es el tejido de la temporada por todos estos motivos, y unos cuantos más.
Sin perder nada de su majestuosidad, el terciopelo abandona el contexto “de gala” y los ambientes ilustres para convertirse en el tejido más glamoroso y apetecible del menú diario otoñal. En forma de vestidos y trajes, o bien en pantalones y chaquetas a plena luz del día, este tejido despliega todo su poder de atracción y calidez teñido de colores tan vibrantes como el amarillo, el menta o el burdeo ¿Su objetivo? Adaptarse a las 24 horas del día, revistiendo prendas y accesorios que parecen salidos de un cuento. Así se nos contagia el espíritu grunge de los años 90 y se mueve al son del rock de la década de los 70. ¡Todo un mix&match!

La historia

“Tejido suave y brillante cuyo resplandor lo hace diferente a todos los demás” es la definición más apropiada para hablar de la tela must de esta temporada. Se trata de un tipo de tela suave en la cual los hilos se distribuyen uniformemente, con un pelo corto y denso, dando una sensación única.

Textura cálida y sensual que, a lo largo de la historia, ha ejercido gran importancia sobre reyes, emperadores y hasta en los más altos cargos eclesiásticos, ya que siempre fue visto como un tejido “suntuoso”. Incluso era considerada como una de las mercancías de lujo, al igual que la seda.

Originariamente el terciopelo se tejía, precisamente, sobre seda; sin embargo actualmente podemos conseguirlo en todo tipo de fibras, nylon, lana, viscosa y algodón, entre otras. ¿Lo bueno? Cada una de estas texturas le ofrece distintas características, lo que permite utilizarlo desde las prendas más elegantes y exclusivas para la noche, en conjuntos de chaqueta y pantalón, vestidos, lencería y hasta en ropa deportiva. De hecho sus múltiples usos también han sido muy acertados en accesorios, zapatos y hasta en la decoración.
En el último Paris Fashion Week, diseñadores como Elie Saab y John Galliano dieron toques románticos a sus pasarelas con la mezcla de texturas con terciopelo.

Versátil por su elegancia y sensualidad –pero cómodo y cálido al mismo tiempo– el terciopelo se instala tanto para el día como para la noche. ¿El must? Ya lo dijimos, el traje de terciopelo, protagonista este 2018. Lo que destacan los especialistas es que su chaqueta y pantalón puede combinarse tanto con zapatillas deportivas como con tacones, convirtiéndolo en un look muy variable y entretenido para llevarlo durante el día y la noche.

Los embajadores

Quienes han sabido llevar muy bien prendas de terciopelo han sido algunas celebrities masculinas. Prince fue su mejor embajador durante los 90, inolvidable es su traje de terciopelo violeta. Actores como Ryan Gosling, Eddie Raydmade, Matthew MacConaughey y David Ghandy han sido sus mejores exponentes sobre la alfombra roja.
Pero no es necesario pertenecer al mundo del espectáculo para atreverse a usarlo, ¿el secreto? No tener miedo a mezclar texturas y jugar con el contraste brillo y mate, ¡te aseguramos que puede ser todo un acierto!

TRIVIA

* Durante el siglo XX, los más importantes productores de terciopelo fueron Italia, Francia y Alemania. A partir del 2000 esos países se transformaron principalmente en importadores, y los nuevos grandes productores mundiales comenzaron a ser China, Corea, Turquía y otros países asiáticos. Actualmente, sólo los terciopelos más exclusivos siguen produciéndose en Europa.

* Gracias a los métodos de fabricación modernos el terciopelo se democratizó con precios asequibles para su uso en piezas de ropa, e incluso para la decoración del hogar.

Te recomendamos en video