Microdermoabrasión con diamantes, el secreto de las estrellas para lucir hermosas

Este tratamiento puede devolverle la luminosidad y la elasticidad a tu piel, no dejes de probarlo.

La piel es el órgano más importante de nuestro cuerpo, y requiere cuidados especiales para poder lucirla siempre en su mejor estado.

La dermoabrasión con punta de diamante es un peeling mecánico de alta precisión que estimula la renovación celular a través de la exfoliación profunda de la piel envejecida, las células muertas y otros desechos, que son removidos por medio de la abrasión, logrando que los tejidos superficiales se mantengan en óptimas condiciones.

Este procedimiento ayuda a mejorar el aspecto de la piel. Con esta técnica tu rostro lucirá más luminosa, tonificada y radiante. Con la punta de diamante, se logra eliminar las células muertas e impurezas de la piel en pocos minutos. El proceso es indoloro y no requiere anestesia, solo presentarás cierto enrojecimiento en la zona tratada.

Luego de haberte sometido a este tratamiento, debes mantener la piel de tu rostro humectada y protegida de los rayos ultravioleta, con el uso de protector solar. Debes tomar en cuenta que, el cuidado de la piel es muy importante antes y después de hacerte algún tipo de tratamiento. El uso de la punta de diamante sobre la piel produce un arrastre suave, controlado y uniforme, que provoca una notable mejora de la elasticidad de la piel y el tono de la misma.

La microdermoabrasión con punta de diamante, provoca la regeneración celular y el incremento en la producción del colágeno, lo cual contribuye a que la piel quede suave y brillante por más tiempo.

 

¿Cada cuánto tiempo se puede realizar una microdermoabrasión con punta de diamante?

Desde la primera sesión se empiezan a ver los cambios en el rostro. De inmediato la piel luce más suave, lozana, limpia y saludable. Cuando tengas tres o cuatro sesiones, los cambios serán más importantes. Estas sesiones no son extensas, aunque su duración puede variar según la profundidad a la que se desee llegar.

Las sesiones pueden realizarse semanal o quincenalmente. Y el tratamiento completo puede extenderse entre cuatro y doce sesiones, para lograr cambios importantes y beneficiosos para la piel.

 

Beneficios de la Microdermoabrasión

  • Elimina las capas superficiales de piel muerta y opaca.
  • Estimula la renovación y el aumento de la producción de colágeno.
  • Mejora el tono, la textura y el color de las zonas tratadas desde el primer tratamiento.

La microdermabrasión con punta de diamante también puede mejorar:

  • Piel grasosa o sin brillo.
  • Poros dilatados.
  • Líneas finas.
  • Cicatrices leves causadas por el acné.
  • Problemas leves de la piel (como la pigmentación despareja o una mala textura).
  • La circulación y del flujo linfático, lo que promueve la salud interna de la piel.

Te recomendamos en video: