Amiga, lo decreté y se cumplió: Tonymoly llegó a Chile

Fuimos a la #beautyfest, inauguración de la nueva tienda de Republic of Beauty en Santiago Centro. Sobrevivimos. Te lo contamos.

Jueves, 10 de la mañana. Una fila de unas cuarenta personas (o más) se despliega por la calle Moneda, en pleno centro de Santiago, mirando de frente al querido Eurocentro. Una chica de lentes me mira directo a los ojos, con mirada de cazador, mientras yo entro a la embajada de Republic of Beauty, que si bien en estricto rigor abrió hace un mes, se inauguraba oficialmente hoy.

photo20170608180011660x650.jpg

El plato fuerte de la tienda es (por ahora) que no hay otro punto que venda la reconocida marca coreana TONYMOLY, caracterizada por tener productos donde el envase y el contenido son igual de adorables: conejos, pandas, duraznos, tomates, gatos, plátanos son parte de su kawaii sello. Y confirman que el maquillaje coreano está pegando cada vez más fuerte en Latinoamérica. Y sí, lo admito: todos mis sueños se hicieron realidad. Los amo desde tiempos inmemorables.

 

photo20170608181058660x650.jpg

Poco antes de que abriera oficialmente la tienda, me di varias vueltas por el lugar: tres pisos, donde el primero es solo maquillaje, está todo dividido por marcas (una apuesta nueva de la tienda, que antes dividía los cosméticos por categoría), un subsuelo con productos corporales y para el cabello, sumado a un supermercado para peluqueros. Hay un mini segundo piso donde prometen clases y talleres.

photo20170608180007660x650.jpg

Alan Ben-Dov, de Republic of Beauty, nos cuenta de las novedades de esta tienda: “Es la primera que abrimos que no está en un mall, nos dimos cuenta de que en la calle es un lugar que es para nosotros”.

Hablamos un rato sobre el maquillaje coreano, y me explicó que no es “llegar y traer productos de Asia”: “Mientras el chileno quiere verse tostado, el coreano quiere verse más blanco y brillante“, dice.

photo20170608175943660x650.jpg

Además, nos cuenta el proceso en el que llegó Tony Moly a Chile: “Es una marca que se acercó a Occidente a través de Sephora. Nos fuimos a Corea, y allá nos dimos cuenta de que Tonymoly es fuerte, pero hay miles de marcas más. Esta es la primera marca coreana conocida que traemos, antes teníamos Secret Nature. Ahora también trajimos Chozungah“, cuenta.

-¿Pero cuál es la gracia principal de Tony Moly, además de cómo se acercó a Occidente?

El packaging de Tonymoly ayuda, decora la tienda. Ellos nos contaban que partieron como fábrica de plásticos y envases, y después nacieron los productos de belleza. Entonces es muy fácil innovar, porque tienen la fábrica de envases ahí mismo.

-¿Qué se viene ahora? ¿Algo que adelantar?

Ahora iremos de nuevo a Corea, a mejorar y mantener las relaciones con ellos. Sabemos lo que hay, pero tenemos qué ver hasta qué punto pega acá y hay una categoría que tiene que crecer mucho y esas son las máscaras faciales. Corea es el mundo de las máscaras faciales y hasta a los hombres les llaman la atención.

La cuenta regresiva

Estamos en la #beautyfest de The Republic Of Beauty!!! 😍💄

Posted by Belelú on Thursday, June 8, 2017

Debo confesar que luego de la cuenta regresiva (disponible al final del video) cerré la transmisión porque temí por mi vida: pensé que terminaría aplastada entre miles de mujeres adictas al maquillaje, botando espuma y dispuestas a comerse mi cerebro. Pero la organización tuvo la brillante idea de hacer entrar a la gente por tandas: de a diez personas, que tranquilamente iban mirando los productos, para después dar paso a diez chicas más.

La chica de lentes con la que crucé miradas unas horas atrás se llama Silvana. Ella y su amiga, Sofía, estuvieron desde las siete de la mañana esperando la apertura oficial.

-¿Qué compraron?

Silvana: Un labial, una máscara, un delineador, una base. De todo.

Sofía: Yo también, pero me compré un tratamiento para el cabello. Es que habían cosas que no están aquí que yo pensé que sí, como cremas para el cuerpo o perfumes.

Cuando les pregunto sobre qué les pareció la apertura, ambas me cuentan de lo ordenadas que estuvieron desde un inicio: “Nos organizamos nosotras primero, porque llegamos y altiro nos pusimos un número. Nos pusimos en fila y todas las respetamos, y el hecho de que entráramos de a poco fue súper cómodo porque había de todo. Había espacio para ver, y teníamos espacio para probar los testers“, dicen.

 -¿Tienen algún blog o algo?

No, solo tenemos el amor por el maquillaje. Y las tarjetas gratis.

photo20170608180014660x650.jpg

Silvana y Sofía

Para las amigas, valió totalmente levantarse temprano y llegar a la hora. Se pasaron un poco de los $30.000 de la giftcard, pero no les importa. Mientras me hablaban de la famosa tarjeta, recordé algunas traumáticas y caóticas experiencias de aperturas de tienda de maquillaje o ropa y el escenario dantesco que se arma para poder comprar u obtener regalos, junto con la simpatía de internet que no entiende el por qué hay gente que lo hace, si “el maquillaje sigue ahí”, incluso con un dedo que apunta a la histeria, a la idiotez o a la enfermedad.

-¿Qué opinan de la gente que cree que hacer filas por maquillaje es una estupidez?

De repente la gente no entiende cuando a alguien le gusta algo de verdad. O sea, yo no iba a ir a Nyx porque ya sabía que iba a estar lleno. Pero comprendo a la gente que fue, es su problema, y si les daban tarjetas y cosas de regalo mejor.

-De repente no tienes dinero para comprarte.

Claro.

En conclusión, sobreviví. No fue lo caótico que se ve en los videos viralizados en internet, esos de las típicas aperturas de tiendas. Hubo un montón de actividades durante la mañana para los asistentes (como un brow bar donde me perfilé las cejas, les adelanto que se vienen consejos), y por supuesto, mucho maquillaje asiático y occidental.

Estén atentos a nuestras redes, que pronto hablaremos más de los productos coreanos. Sé que están curiosos. Y yo me voy feliz, sabiendo que ahora tengo más maquillaje cerca ¡Yay!