5 modelos mexicanas más originales que las de Victoria's Secret

Aunque las modelos de Victoria's Secret impulsan solo un ideal de mujer, hay modelos mexicanas que triunfan como ellas y su belleza es muy interesante.

Por años, el modelo de "uber mujer" es el que ha reinado en las pasarelas. Sobre todo, los "ángeles" de Victoria's Secret han mostrado el prototipo de modelo exitosa, rubia, alta, de piernas kilométricas y asimismo, triunfadora. Grandes nombres como Adriana Lima, Karlie Kloss o Gisele Bündchen han estado en la pasarela.

DESCUBRE MÁS 

De esta manera, solo una maniquí mexicana ha logrado la meta. Elsa Benítez lo hizo en 1999. Pero hoy en día, hay más modelos de su país que han logrado llegar a las grandes ligas. Y lo más interesante: muestran otros tipos de belleza.

Acá les mostramos a las modelos mexicanas más exitosas.

 

Imagen foto_00000001 Foto/Vogue México

En un medio donde predominan, irónicamente, las modelos rubias y altas, Issa ha llegado más lejos que ninguna. Estuvo en las pasarelas de Anna Sui y Jean Paul Gaultier. También ha estado en Vogue Italia. Ella fue descubierta por un agente mientras trabajaba en el restaurante de sushi de su padre. 

Imagen foto_00000002

Foto/Instagram

Es de Mexicali, Baja California. Tiene 19 años y es una de las modelos más cotizadas de Nueva York. Ya tiene 177 mil seguidores en Instagram. 

Imagen foto_00000003

Foto/ ModelsDirectory

Tiene 1,80 metros de altura y es regiomontana. Ha desfilado, con solo 24 años, para marcas como Marc Jacobs, Armani o Bottega Venetta, entre otras. Ya ha estado en las cuatro grandes capitales de la moda (Nueva York, Londres, Milán y París). 

Daniela de Jesús Cosio

 

Imagen foto_00000004 Foto/Getty Images

 Participó en Nuestra Belleza México 2005. Es una de las modelos mejor pagadas y ha estado desfilando para Giorgio Armani, Vivienne Westwood y Jean Paul Gaultier. Tiene 28 años y ha aparecido como imagen en Maybelline y L' Oreal, entre otras marcas. 

Imagen foto_00000005 Foto: MxModels

Tiene 16 años y ya estuvo en la New York Fashion Week, desfilando para Proenza Schouler. Ya había trabajado con ellos antes, por lo que fue admitida en su desfile sin necesidad de hacer una prueba antes.