Moda y Belleza

Ojo con las “promos” en tratamientos de belleza. Te decimos en qué confiar y qué no

¿Estás pensando en realizarte una lipo, depilación definitiva, lifting o peeling facial, porque las decenas de ofertas, packs y promociones te tientan? OK, hazlo, pero como nuestro rostro y cuerpo son irremplazables, no llegues y pagues sin investigar antes el lugar, lo que ofrecen y los especialistas a cargo.

Por: Valeska Silva Pohl

Las altas temperaturas de las últimas semanas nos recuerdan que el verano está cerca, es decir, el momento inevitable en que saldrá a la luz nuestro estado físico y cómo nos hemos cuidado. Se llenan los gimnasios y centros de estética, que nos bombardean con promociones y descuentos especiales en tratamientos y planes de belleza expréss pero, ¡cuidado! Recuerda que no todo lo que brilla es oro. Las alternativas para realizarnos distintos procedimientos estéticos son muchas, y como el mercado tiene una oferta cada vez mayor, debemos fijarnos muy bien al momento de elegir, para después no terminar arrepentidas o con resultados muy lejos de lo que buscábamos mejorar.

 

DESCUBRE MÁS:

  1. 10 famosas que se sienten orgullosas de tener «cuerpos imperfectos» con celulitis
  2. Julia Roberts presume su figura en la playa y no se apena de la celulitis
  3. 8 famosas que lucen igual de hermosas con y sin maquillaje

 

Lo primero que recomiendan los especialistas es elegir el lugar considerando el procedimiento a realizar, porque obviamente no es lo mismo hacernos una manicure que una depilación láser o un lifting facial. Este tipo de tratamientos se ofrecen en abundancia en los sitios de cupones con descuentos o incluso en algunas App, pero no todos los lugares cuentan con los especialistas y las condiciones mínimas requeridas para efectuarlos; estamos hablando de tratamientos que necesitan de profesionales idóneos, perfecta higiene, medidas de esterilidad y materiales calificados ¿Qué pasaría si te inyectan la sustancia equivocada? ¿A qué riesgos nos exponemos si nos tratamos en un lugar no certificado?

Para la directora médica de Central Klinic, doctora Alejandra Ríos, lo principal es tener en cuenta los riesgos, saber en qué debemos fijarnos y qué debemos exigir.

Lo primero son las certificaciones profesionales; sin ellas ningún lugar o centro te debiese dar confianza. «Se requieren certificaciones para los profesionales, otorgados por universidades o institutos profesionales acreditados de las personas del área de la salud que ejercen realizando este tipo de tratamientos. Además, los establecimientos o centros donde las realizan, ya sean salas de procedimiento o pabellones de cirugía menor o general, también necesitan certificaciones, las cuales son otorgados por el Ministerio de Salud», explica la doctora Ríos.

¿Por qué es tan importante realizarse los procedimientos estéticos en lugares certificados? Porque entrega la seguridad de que recibirás un buen diagnóstico y tratamiento con un respaldo de las sociedades científicas que los avalan, donde se cumple con un protocolo establecido. «Lo básico con lo que debe contar un centro es un médico cirujano con especialidad en Medicina Estética, y técnicos de enfermería de nivel superior que lo asistan en la realización de los procedimientos. El recinto debe contar con sala de procedimiento debidamente certificada», aclara.
Ahora, un centro dermoestético completo e integral, para procedimientos de mayor envergadura, debe contar con un equipo de profesionales formado por médicos estéticos y/o dermatólogos, cirujano plástico, anestesista, arsenalera, asistentes de enfermería de nivel superior, kinesiólogo y esteticista. Además, dentro de las instalaciones médicas se deben incluir salas de consulta médica, salas de procedimiento, pabellón de cirugía menor y sala de esterilización.

Prevenir antes de lamentar

¿Sabías que el láser que se utiliza para la depilación puede quemar la piel? Existen precauciones tan básicas como que el estar bronceada al momento de depilarte con esta técnica puede terminar quemando tu piel. Entonces, si la persona que te atiende no está calificada, puede cometer un error que te costará muy caro.

La dueña de Les Gemeaux Esthetique, la especialista Doris Martínez, asegura que cada vez que realizamos un procedimiento estético, el experto del centro debe indicar las contraindicaciones con transparencia y profesionalismo. «Debe convertirse en asesor al momento de escoger el mejor tratamiento según las necesidades de salud, edad y época del año. El centro de estética debe ser responsable de tener una mirada que vea más allá de lo comercial, y que garantice la salud de las personas», señala. Por ejemplo, en Les Gemeaux antes de cada tratamiento se realiza una evaluación, donde se deben responder preguntas tipo medicamentos que se consume diariamente y enfermedades existentes, ya que alguna puede estar contraindicada para el procedimiento que el cliente quiere realizarse. También se observan aspectos visibles, como acné, rosácea o várices expuestas que pueden desaconsejar algún tratamiento. Así el staff de profesionales de salud y estéticos proponen el tratamiento que se ajusta a las condiciones de salud y la estación del año en que se acude.

Por ejemplo, en el caso del rostro, la radiofrecuencia genera calor y activa a las células fibroblastos, para que produzcan colágeno y elastina para reafirmar la piel y atenuar arrugas. Sin embargo, este calor generado puede activar los estados de rosácea, por lo que no deberían realizarse radiofrecuencia facial las mujeres con esta condición. En una caso así, Doris Martínez señala que «si se quiere atenuar arrugas y reafirmar la piel de un rostro con rosácea, aconsejamos a la persona realizar el tratamiento de carboxiterapia, que activa la entrega de oxígeno a la piel, estimulando la renovación celular y el rejuvenecimiento».

Es muy importante tener en cuenta que las máquinas de láser con las que se realizan los tratamientos tengan autorización sanitaria del Seremi de Salud o que estén aprobadas por la FDA, ya que en el mercado hay muchas máquinas de origen desconocido que no sólo no garantizan buenos resultados, sino tampoco la protección del paciente o el operador. Todo tipo de procedimiento que involucre el uso de láser debe ser realizado por kinesiólogo, médico o técnico paramédico, porque son los únicos autorizados por la Seremi de Salud para manipularlos.

Otro ejemplo que nos entrega Martínez tiene que ver con la depilación. «Está contraindicada la depilación con cera caliente, láser de diodo y luz pulsada intensa en piernas con várices expuestas, pues el calor puede agudizar los cuadros varicosos. En ese caso aconsejamos a la clienta rasurar o aplicar otros sistemas de extracción, como pinzas, hilo o simplemente una depiladora eléctrica».

En resumen, los riesgos a los que te puedes enfrentar si te realizas un tratamiento en el lugar o con el profesional equivocado pueden ser muchos; si vamos de menos a más –o dicho de otra manera, desde lo menos grave– te puedes encontrar con que el resultado sea antiestético y lejos de lo esperado, que se vea poco natural y que perjudique tu armonía estética, hasta casos graves en que puede haber complicaciones desde quemaduras hasta infecciones e inflamaciones permanentes.

Tags

Lo Último


Te recomendamos