El tratamiento para las que tienen flacidez abdominal y el rollito que no se va

Hoy existen modernas y eficaces terapias no invasivas para tratar la flacidez, que entregan impresionantes resultados y permitiendo al paciente incorporarse a la vida social y laboral inmediatamente.

Ya queda poco para la llegada de la primavera, lo que trae consigo mejores temperaturas, llevándonos poco a poco a sacarnos las capas de ropa y a prepararnos para lo que será el verano. Y es aquí donde podemos encontrarnos con un problema que acompleja a muchas mujeres: La flacidez abdominal.

Esta condición se da frecuentemente en mujeres que han bajado de peso bruscamente, luego de un embarazo o simplemente por el paso de los años. Así lo explica la Dra. María Fernanda Binfa, directora médica de clínica Moren. "Está la mujer que tuvo su guagua, recuperó su peso, pero queda con flacidez o la deportista que no tiene grasa, pero tiene esos rollitos de pellejo, donde la contracción de la piel no acompaña a la del músculo", señala.

DESCUBRE MÁS

 

Para estas personas existe una terapia láser de última generación, con la cual se obtienen excelentes resultados, tal como un "planchado" a la zona del abdomen. Se trata del sistema FOTONA, una tecnología láser avanzada y eficaz, de última generación y con altos estándares de seguridad, que además está diseñado para realizar diversos tratamientos estéticos.

"Este tratamiento láser consta de dos etapas, dos técnicas distintas de aplicación de calor controlado, para lograr la contracción del tejido. El calor lo que hace es apretar la piel, por un efecto físico y también por la estimulación de colágeno, indica la Dra. Binfa.

Rápidos resultados

Este láser es uno de los sistemas más avanzados del mundo, ya que provee una mayor cantidad de tratamientos, sin dolor, de forma rápida y sin necesidad de tiempo de recuperación. Tiene un efecto reafirmante y evita la caída de la piel gracias a que ayuda a promover el colágeno. Además, es muy seguro, tiene mayores márgenes de seguridad que otros láser. y los tratamientos previstos son notables y eficientes desde la primera sesión.

"Puedes notar los resultados desde la primera sesión. Hay pacientes que tienen resultado inmediato y otras que a las dos o tres semanas comienzan a verlos, depende del grado de flacidez, de la calidad de la piel, entre otras. La cantidad de sesiones también va a depender del grado de flacidez", añade la profesional.

La Dra. Binfa indica que en el caso de que la piel esté muy deteriorada, lo ideal es complementar con otras terapias. "Lo más recomendable es que este láser se aplique en combinación con otros tratamientos, como la mesoterapia, con algún producto reafirmante o radio frecuencia fraccionada, que ayudarán a obtener resultados más rápidos".

Los resultados finales son una piel más firme, un mejoramiento en el ángulo de la silueta, gracias a que recoge el tejido dejando la piel más tensada.

Más información en www.doctoracarmenmoren.com