Todo lo que debes saber del té verde para bajar de peso ¡y más!

Protagonista hace años de la belleza natural, por sus propiedades y beneficios tiene fanáticos en todo el mundo, incluído Chile. Versátil, también es utilizado en productos de cosmética e ingrediente de exquisitas recetas.

Por: Valeska Silva Pohl.

Las propiedades que se le atribuyen al té verde son numerosas; de hecho es considerada una de las bebidas que más beneficios aporta al ser humano. Entre sus características destaca que combate el envejecimiento, disminuye el riesgo de contraer cáncer, ayuda a adelgazar, fortalece la memoria, estimula la inmunidad, reduce los niveles de glucosa en la sangre, previene las caries y hasta combate el estrés. En resumen, sus aportes a nuestra salud y belleza son múltiples.

DESCUBRE MÁS:

 

El verde es un tipo de té que no ha sufrido oxidación durante su procesado –a diferencia del negro– ya que las hojas se recogen frescas, se prensan, enrollan, trituran y finalmente se secan. Este tipo de té supone entre una cuarta y quinta parte del total producido mundialmente. Originario y muy popular en Oriente, en los últimos años se ha hecho también popular en Occidente, tradicional consumidor de té negro.

Tiene un sabor más fresco que otros tipos de té, por lo que generalmente se sirve sin leche ni azúcar. Algunos tipos son Zhü chá, Sencha y Gyokuro, cuyo nombre significa
–literalmente– "rocío de jade" y alude al color verde pálido de la infusión.

¿Cómo tomarlo para sacarle todo el provecho?

Tradicionalmente se prepara con agua por debajo del punto de ebullición (de 80 a 90 °C) y su infusión debe ser de 45 segundos a 1 minuto, pues a mayor tiempo se amarga y la preparación se torna amarilla. La recomendación es que si se desea con mayor sabor, se debe aumentar la cantidad de té, no así el tiempo de reposo.

Emiliana Berti, nutricionista de Clínicas Le Ciel, explica que el alto contenido de catequinas e isoflavonas del té verde "son los que lo convierten en un poderoso antioxidante, por lo que ayuda a prevenir el envejecimiento". Entre otras de sus cualidades ayuda a controlar la diabetes y combatir problemas de próstata. "También se ha establecido que ayuda a prevenir el Alzheimer, pues las mismas catequinas reducirían los niveles de la proteína amiloide, responsables de la muerte de las células nerviosas que devienen en Alzheimer".

Pero también hay que tener precauciones respecto a su consumo. "Contiene cafeína, por lo que no es recomendable tomar más de cinco tazas al día, y por lo mismo no debe ser consumido por hipertensos, embarazadas ni mujeres en período de lactancia. Además dificultaría la absorción del hierro en las comidas y contiene algunas cantidades de flúor", concluye Berti.

Salud y cosmética

Como ya dijimos, el consumo de té –especialmente verde– es benéfico para la salud por sus antioxidantes, flavanoles, flavonoides, catequinos y polifenoles. Los catequinos le otorgan sus propiedades anti-inflamatorias y neuroprotectoras; ayuda en la regulación del apetito y a disminuir el dolor y la náusea, sirviendo como calmante. También está asociado con una disminución del riesgo de problemas de salud entre los adultos mayores como infartos, deterioro cognitivo y osteoporosis.

Entre sus propiedades curativas y cosméticas está su poder de proteger la dentadura sana, vigorizar el físico y la mente, astringir, curar, revitalizar la piel y retardar el envejecimiento celular.

Más datos para convencerte de sus beneficios:

Antioxidante natural. Considerado incluso más potente que la vitamina E, evita el desarrollo de células cancerígenas y protege al cuerpo de los efectos nocivos de los rayos UV.

Dentadura. Pese a la creencia popular de que mancha y debilita los dientes, se ha demostrado que gracias a sus propiedades naturales ayuda a prevenir la placa bacteriana evitando las caries, mal aliento y otros problemas bucales. Utilizado diariamente como enjuague luego del cepillado cuida la salud bucal y es especialmente recomendado para la gingivitis, debido a su poder astringente.

Energizante físico y mental. Mejora la concentración y el vigor, es relajante, estimulante y fortalecedor del organismo. Utilizado por los atletas por su rica composición en minerales, potencia el buen estado físico. Como tratamiento contra el agotamiento mental se recomienda beber 2 o 3 tazas por día; para el agotamiento físico, bebe 1 litro diariamente.

Anti-inflamatorio, antioxidante y protector de la piel. Sus efectos antioxidantes actúan tanto por intermedio de su ingestión como de su uso externo, para embellecer la apariencia de la piel. Retarda el proceso de envejecimiento, ayuda a conservar la humedad y frescura del cutis, fortalece la capa protectora de la piel, alivia los efectos producidos por la prolongada exposición solar y reduce la inflamación, además de ser un poderoso astringente utilizado en productos cosméticos. Para las quemaduras de sol, aplica compresas de té verde en la zona afectada varias veces al día. Para el cuidado de la piel seca, lávate el rostro por la mañana y por la noche con una infusión fresca, y bebe el té de forma periódica. También puedes realizar mascarillas fusionando dos cucharadas de tu crema limpiadora con una taza de té verde, o simplemente lavar tu cara con una taza tibia-fresca de té verde.

Ayuda a lucir una figura esbelta. Una de las principales razones por las cuales se consume té verde es por sus propiedades coadyuvantes en la pérdida de peso y en el control del mismo; esto se debe a que acelera el metabolismo, del mismo modo que intensifica los niveles de oxidación de la grasa en el cuerpo.

Reduce la hinchazón alrededor de los ojos. De manera muy simple, brinda la oportunidad de desaparecer esas horribles "bolsitas" bajo tus ojos. Haz una compresa con las bolsas de té: colócalas en agua caliente, luego retíralas y déjalas enfriar en el refrigerador. Cuando hayan reposado, colócalas sobre los ojos de 10 a 15 minutos. Sus propiedades astringentes permiten reducir la inflamación al entrar en contacto con la piel.

Receta batido antioxidante de té verde
Ingredientes: 1 taza de té verde frío, el jugo de 2 naranjas, 2 peras, 2 ciruelas.
Preparación: Pela las peras (si lo deseas) y las ciruelas. Córtalas y colócalas en la licuadora. Agrega el jugo de las naranjas exprimidas y procesa hasta obtener una mezcla bien homogénea. Pon el batido en un jarro, añade el té verde ya frío y algunos hielos. Revuelve bien y bebe. Aporta buenas propiedades antioxidantes.

Sabías que…

* Té Matcha. Es té verde en polvo de alta calidad utilizado en la ceremonia del té japonesa. Muy usado para helados, preparaciones gastronómicas y otras delicatesen, es originario de China, desde tiempos de la dinastía Song. En 1191 el monje budista Eisai lo llevó a Japón, donde se hizo costumbre en los monasterios budistas.

* Té chai. Proveniente de la India, adquirió fama mundial gracias al maestro del yoga kundalini, Yogui Bhajan; por ello se le llama también té yogui. Otorga enormes beneficios para la salud gracias a su mezcla de ingredientes, que incluye jengibre, cardamomo, canela, vainilla, anís, clavo de olor y nuez moscada. En base a té negro, puede prepararse con o sin leche.

* La L-teanina –presente en todos los tipos de té– es una sustancia relacionada con un estado mental en calma, similar al que alcanzan quienes practican la meditación.
* Los principales países productores de té verde son China, Japón y Vietnam.