Moda y Belleza

Porque los hombres tampoco saben qué ponerse con este tiempo ¡Acá tips!

No te pierdas la columna de Benjamín Valdés de Vitrinaboga sobre cómo los hombres también pueden vestir en capas.

No hay mal que por bien no venga, si es que podemos considerar este clima intermitente directamente como un mal. No es tragedia que noviembre sea el nuevo julio y que las estaciones estén invertidas, pero si algo hay que tener en consideración ante estos cambios repentinos, es que ya no basta andar bien vestidos para toda ocasión. Hay que vestirse para todo aluvión…

En este limbo climático no sólo me vi enfrentado a la inestabilidad del tiempo, sino también de la dieta. Por un lado la eterna campaña de estas fechas por un verano sin polera, y por el otro, las costumbres del reposo invernal que, dadas las circunstancias, se niegan a mejorar

Fui a Calvin Klein en busca de inspiración, mejor dicho, en busca de #mycalvins, y con algo de cargo de conciencia por los bóxer y ropa interior que sé, al paso que voy, no me quedarán como las publicidades. Pero para mi sorpresa descubrí un mundo de básicos exquisitos y con estilo. Y dejé los bóxer a un lado. Así fue como inevitablemente se me vino una idea y la solución a la estación: capas sobre capas.

Vestirse en capas implica la suma de prendas, una sobre la otra, que logren moverse con armonía. Colores, texturas y largos que entre si puedan comunicar y nos hagan sentir cómodos y protegidos del frío.

Pero para ello una buena base es imprescindible, porque la razón de vestirnos así es que, dadas las circunstancias o la temperatura, podamos despojarnos de todo y seguir con el mismo estilo que tapados hasta el cuello. Los largos y las dimensiones de las prendas juegan un rol protagónico, y es finalmente lo que da el sentido estético a vestirse en capas. Prendas largas enfrentadas a otras más cortas, sin un orden ni estructura.

Tags

Lo Último


Te recomendamos