Intel colabora en la creación de un brasier inteligente

¡Wearable tech en la Semana de la Moda en Nueva York! Se trata de una prenda deportiva que reacciona al sudor y la humedad.

Hay quienes se han propuesto crear el brasier perfecto, pero no podemos decir que lo hayan logrado. Existen brasieres para diferentes propósitos. En el caso de los sport bras, es posible que Intel y Chormat hayan creado una prenda sin precedentes.

El fabricante de circuitos integrados se alió con la marca de ropa deportiva, en la fabricación de un brasier inteligente, capaz de cambiar de forma según la temperatura del cuerpo.

intelbraresponsivo660x650.jpg

© Chromat

¿Creen que la solución a la ropa interior incómoda sea esta facultad para responder al estado del cuerpo, tal y como un sitio web puede adaptarse a la pantalla de la computadora, la tableta o el smartphone? Becca McCharen, CEO de Chromat y defensora del concepto wearable tech, opina que sí:

La tecnología puede ayudarnos a encontrar el ajuste perfecto, si logramos que se involucre con nuestro estado de ánimo, con lo que nuestro cuerpo está sintiendo, con los cambios que registra.

Esta colaboración fue presentada en la Fashion Week de Nueva York, con un vestido que, sin ser precisamente deportivo, también tiene capacidad de reacción.

intelchromat17660x650.jpg

© Chromat

El brasier, llamado Aeros, está hecho de licra, neopreno, malla de algodón y una fibra impresa en 3D que percibe el calor y el sudor, y que abre unas pequeñas ventilas para que la usuaria se refresque.

Con el vestido sucede algo similar: puede responder a las emociones de quien lo lleva puesto. Pero se trata más de un experimento social y artístico.

El brasier, en cambio, tiene potencial de venta, sería útil, y seguramente muchas mujeres querrían probarlo. Si el ajuste es el adecuado, si la prenda es cómoda y resistente, si usarla resulta funcional… ¿por qué no desear algo así en el guardarropa?

Sin embargo, este sport bra no estará disponible en tiendas, por lo menos no en un futuro cercano. Parece que todavía está en etapa de prototipo.

Por fortuna, la iniciativa ya fue puesta sobre la mesa (o sobre la pasarela), y es probable que otras marcas de ropa interior o deportiva comiencen a experimentar para que muy pronto podamos comprar prendas parecidas.