Moda y Belleza

Plasma rico en plaquetas y células madre: Tratamientos de vanguardia

Estas dos técnicas logran terminar con problemas estéticos faciales y corporales de orma rápida, efectiva y poco invasiva. ¿Sabes sus diferencias? Despejemos dudas.

Por Carolina Palma Fuentealba

Cuando se acerca el verano pareciera que todos nuestros «defectos» físicos salen a la luz, especialmente arrugas, celulitis o estrías. Sí, forman parte de la vida y en realidad, ¡quién no tiene!, y si las sabemos llevar, no afectan nuestra autoestima. Ahora bien, cuando se han transformado casi en un martirio, antes de pensar en cirugías sumamente invasivas, puedes optar por tratamientos rápidos y con buenos resultados.

Tito Blanco Guzmán, director médico de Clínica Regencell –centro de medicina regenerativa y banco de células madres– nos explica todo sobre estos dos tratamientos que tienden a confundirse: el plasma rico en plaquetas y las células madre.

Plasma rico en plaquetas (PRP)
Es un procedimiento sencillo, pero que igualmente requiere a un profesional de la salud entrenado para realizar la técnica. Se solicita cooperación del paciente, a quien se le extrae un volumen determinado de sangre; luego se separan los elementos sanguíneos y se activa para aplicarlo en la región facial o corporal.

«Se puede usar en inesteticismos faciales, como piel deshidratada, arrugas, máculas, flacidez, y también corporales, como estrías, heridas, cicatrices, flacidez, alopecia. Esto se da porque el plasma rico estimula y entrega los factores de crecimiento presentes en la piel, reparando dermis y epidermis, llevando los factores de crecimiento a los receptores, induciendo la recuperación de los tejidos», explica Blanco, quien nos recuerda que el envejecimiento, en general, comienza alrededor de los 28 años, lo cual se aprecia en este gran órgano llamado piel.

Su costo es menor que la aplicación de las células madre, ya que es más sencillo. «Se recomiendan tres sesiones una vez por mes para ver resultados. Desde la tercera sesión los resultados son más evidentes, aunque a veces, dependiendo de los pacientes, se ven desde la primera sesión».

Cualquiera puede aplicárselo, pero está totalmente contraindicado en pacientes con alteraciones de la coagulación sanguínea.

Células madre
El doctor Blanco detalla que las células madre son aquellas células inteligentes que tienen grandes propiedades, de las cuales destaca la plasticidad, es decir, son capaces de transformarse, «copiarse», según el tejido donde se alojen (piel, pelo, huesos, tendones, etcétera). Por tanto, se aplican cuando queremos retardar el envejecimiento o cuando hay algunos inesteticismos que resolver.

«El paso del tiempo se evidencia marcadamente en dos grandes aspectos: la pérdida de grasa facial y el debilitamiento de la piel, por lo tanto, lo que buscamos es el reposicionamiento de los tejidos perdidos (grasa) y el mejoramiento de la calidad de la piel. Nada hoy estimula más la piel que las células madre, y permite que la grasa implantada dure más tiempo», asegura el director médico de Clínica Regencell.

El rejuvenecimiento facial con células madre o «regenlift», actúa en los siguientes aspectos:

1. Rellenos por la pérdida de grasa.
2. Atenuación de arrugas.
3. Disminución de manchas.
4. Cambios en las características de la piel. Con el tratamiento, se vuelve más suave, más turgente, luminosa y el poro disminuye su volumen.

«La gran diferencia con el PRP es que este sólo aporta factores de crecimiento, es decir, una especia de ‘abono’ para la piel; en cambio, las células madre aportan células de la piel propiamente tal. El procedimiento se hace por una vez, es ambulatorio y con anestesia local, dura de 3 a 5 años o más, dependiendo de los pacientes. Los resultados se empiezan a ver después de un mes, y los controles los hacemos hasta los 6 meses. Con respecto al costo, es asequible y más económico que un procedimiento quirúrgico como el lifting  facial», confirma el experto.

De todas maneras es importante recordar que no sólo se utilizan a nivel estético; de hecho, la importancia de las células madre va más allá. Han logrado gran repercusión por los excelentes resultados en tratamientos para el área motora (huesos, tendones, músculos); también en patologías neurodegenerativas (Alzheimer, Parkinson o esclerosis lateral); pulmonares (fibrosis pulmonar, asma), o infartos (cerebrales, traumatismos raquimedulares, cardíacos).

Incluso se usan para trata el autismo y Asperger en niños.
¿Te preguntas si causa alguna alergia? Recuerda que se aplican células reparadoras del mismo paciente, pero concentradas, por ende no existe peligro de rechazo.

Tags

Lo Último


Te recomendamos