Limpia tus brochas de maquillaje con ingredientes naturales

La limpieza de estos utensilios es muy importante para evitar problemas en la piel producto de la suciedad y bacterias acumuladas.

La rutina de belleza no sólo tiene que ver con la calidad o cantidad de productos que ocupamos o con la marca de maquillaje que elegimos, sino que también con la limpieza e higiene de los implementos que usamos todos los días.

A veces, por falta de tiempo o despreocupación, se nos olvida lo importante que es mantener las brochas de maquillaje limpias y desinfectadas. Este tipo de artículos pueden acumular suciedad y bacterias, es por eso que debemos limpiarlas bien.

16157066230800414f9aak.jpg

Brynn Tweeddale / Flickr

Recordemos que, hace un tiempo, una chica contrajo una peligrosa bacteria, y aunque su caso es muy poco usual, los médicos reconocieron que la infección se produjo al usar la brocha de maquillaje de una amiga.

Para cuidar la piel de la cara, es necesario mantener las brochas limpias y el sitio MindBodyGreen propone una excelente manera de hacerlo con ingredientes naturales, muy fácil y efectiva.

Para preparar este limpiador natural debes conseguir los siguientes ingredientes:

  • Aceite de oliva
  • Vinagre blanco
  • Agua hervida
  • Jabón líquido neutro
  • Una toalla

Una vez que tengas todo a mano, toma la toalla, agrega una cucharadita de aceite de oliva en ella y unta la brocha que quieres limpiar. Luego de presionar la brocha en el aceite, quítala y elimina los restos con una parte limpia de la misma toalla.

Luego, toma el jabón líquido y mézclalo con el agua hervida en un recipiente. Toma la brocha y métela en el recipiente, puedes ayudar a sacar la suciedad con tus dedos.

Toma el vinagre blanco, agrega 1/2 taza en un recipiente aparte e introduce la brocha. Luego, elimina los restos con agua caliente y sécala. Por último, déjala secar al sol o al aire libre, y ya tendrás una brocha limpia y libre de bacterias.

Si tienes más de una brocha, haz este procedimiento con ingredientes aparte para cada una. Si limpias las brochas al mismo tiempo y en los mismos recipientes, la suciedad de una se puede adherir a la otra, y ese no es el objetivo.