Estudiantes crean esmalte que cambia de color con drogas de violación

No es de los creadores del spray pimienta de color rosa, sin embargo, podría ser más útil que eso.

El término Date rape, o violación durante una cita es relativamente nuevo. Se comenzó a escuchar en los años 80s, pero tardó un poco más en tomarse como un asunto serio. Porque una mujer que sale con un hombre ya sabe a lo que va y otras expresiones surgidas de la cultura de la violación. Muchos creen que las violaciones son perpetradas por completos desconocidos para la víctima, pero la realidad es que el 84% de los casos sucede por alguien que ya conocen como vecinos, colegas, o personas que conocieron en la escuela. O como su nombre lo dice: una cita.

Pero así como han evolucionado los términos legales para perseguir estos crímenes, así lo han hecho los atacantes, siguiendo la fórmula de alcoholizar y o drogar a sus víctimas para poder aprovecharse de ellas. Muchas de estas personas no recordarán nada o casi nada de lo sucedido gracias al Rofinol, Xanax o el GHB (éxtasis líquido). Todas estas drogas carecen de olor, color o sabor, por lo que es relativamente sencillo agregarlas a una bebida sin que la otra persona lo note. Lo cual pone a muchas mujeres (y también hombres) en peligro.

Pero no todo está perdido chicas, cuatro estudiantes de la Universidad Estatal de Carolina del Norte crearon un esmalte que cambia de color al detectar cualquiera de estas sustancias. Lo que es aún mejor es que los desarrolladores son hombres preocupados por el bienestar de sus amigas, hermanas, primas, vecinas, y todas las mujeres que quieren salir a la calle o a tomar algo sin tener miedo.

Ankesh Madan, Stephen Gray, Tyler Confrey-Maloney y Tasso Von Windheim bautizaron a su invento “Undercover colors” o colores incógnitos. Se hacen llamar:

La primera empresa de moda que trabaja para detener el abuso sexual

En Estados Unidos, una de cada 5 mujeres será violada, pero esta estadística varía muchísimo si comparamos entre países. Por ejemplo, en India una mujer es violada cada 20 minutos. Este esmalte, dará una verdadera arma contra las violaciones en las citas, además de que los atacantes pueden esperar repercusiones por distribuir drogas y dárselas a la otra persona sin su consentimiento.

A través de este esmalte de uñas y tecnologías similares, esperamos causar miedo a potenciales violadores para que así, no se atrevan a alterar la bebida de ninguna mujer, ya que ahora corren el riesgo de ser capturados en el intento. De hecho, queremos traspasar el miedo de las víctimas a estos violadores

Cómo funciona

Sólo basta introducir un dedo a la bebida para verificar si el esmalte cambia de color. Esta iniciativa ganó 100,000 dólares en una competencia de Kairos Society (Organización internacional sin fines de lucro que busca el desarrollo de emprendedores de diferentes universidades alrededor del mundo) a principios de agosto. Sin embargo, para que llegue a todas las mujeres del mundo (o a las más que se pueda), los creadores están pidiendo donaciones a través de su portal.