15 actividades para compartir con tus hijos en días lluviosos

El verano suele combinar dos cosas catastróficas: vacaciones de los niños y lluvias torrenciales. ¡Que no sea pretexto para pasar el día frente al televisor!

Si tienes hijos en edad preescolar sabes que pueden ser una bala… que quizá no quieres disparándose por toda la casa en medio de copas y jarrones caros. Pero cuando llueve no puedes llevarlos al parque ni a anadar en triciclo. ¿Qué hacer?

Recuerda que son las pequeñas cosas lo que recordarán para siempre. Retira de su alcance todo lo que puedan romper, ármate de paciencia y elije una o varias de estas ideas.

  • Una tina con agua caliente y unos cuantos crayones especiales para el baño y tienes entretenido un buen rato a Picasso
  • Junta algunas botellas de PET vacías y organiza un boliche en el pasillo
  • Un poco de pasta, hilo y pinturas y tienes un taller de joyería para entretenerse horas
  • Hornea galletas con ellos, no falla
  • El clásico juego de disfrazarse nunca pasa de moda, puedes volverlo un concurso si tienes varios pequeños que entretener
  • Si tienes malvaviscos o uvas, pueden usarlos junto con una caja de palillos para hacer esculturas
  • Saquen todos los Legos y bloques de madera y construyan una ciudad
  • También pueden construir tiendas de campaña con sábanas y meterse ahí a leer un cuento
  • La plastilina siempre garantiza horas de diversión
  • Jueguen al cine: no solamente le pongas una película, vendan boletos, hagan palomitas…
  • Hagan una galería de arte, la técnica es libre y con un poco de cinta pueden decorar toda una pared con una nueva exposición
  • Escriban un cuento: váyanse turnando para decidir qué va a pasar en él, tú escríbelo y deja espacios en blanco para que tu hijo lo ilustre
  • Pongan una coreografía, los pasos serán más o menos complicados según la edad del niño, pero todos tienen una canción preferida
  • Saquen los álbumes familiares para ver fotos, ¿pueden reconocer a su mamá cuando era niña? ¿recuerdan el viaje al zoo?
  • Un teatro de marionetas es fácil de hacerse con un hilo, dos chinchetas y una sábana en el marco de la puerta. No importa si no tienen marionetas, cualquier muñeco sirve o pueden hacerlos con bolsas de papel

Necesitarás paciencia y seguro limpiar después pero recuerda que ¡estás construyendo grandes recuerdos!