3 deliciosos tés de baño para consentir tu piel

Sin llegar a los extremos de sumergirte en pura leche bronca o sangre de vírgenes, hay algunos ingredientes que puedes agregar al agua de tu bañera para hidratar cada centímetro de tu piel mientras te relajas.

Nada más relajante que tomar un baño, ¿no? Si tienes la oportunidad de hacerlo aprovecha y prepara estos sencillos sachets para hidratar y consentir tu piel mientras tú te desconectas del mundo. Solamente tienes que rellenar bolsas de tela o filtros de café con los ingredientes adecuados y colgarlos de la llave mientras llenas la bañera para que el agua corra a través de ellos.

Si no tienes una tina, este puede ser un bonito regalo para alguien que sí tenga una, o para repartir en un baby shower o una despedida de soltera. Intenta estas tres combinaciones.

Sachets de almendras

Rellena la bolsa con 4 a 5 cucharadas de leche en polvo y 4 a 5 cucharadas de almendras molidas. Dejará tu piel suave y con un delicado olor que te encantará.

Sachets de plantas

Como hacerte un té gigante. Rellena la bolsa con un puñado grande de hierbas, elige tu olor preferido y mézclalas si así lo prefieres: rosas, lavanda, menta, jazmín… Agrega dos cucharadas de sal marina o de leche en polvo para suavizar la piel.

Sachets de avena

Para una piel satinada y suave usa esta receta, que además es la más sencilla de todas: rellena tu bolsita con tres puñados grandes de avena en hojuelas. Deja que se haga una infusión en el agua caliente durante varios minutos y luego exprime bien para que todo el almidón pase a tu tina.

Si quieres reutilizar las bolsas de tela deja que se sequen y luego vacíalas, voltéalas y lávalas bien. ¡Feliz baño!