Golden Globes 2014: embarazadas con estilo

Kerry Washington, Olivia Wilde y Drew Barrymore: cada una lució su panza de manera diferente. ¿Con cuál te quedas?

La alfombra roja de los Globos de Oro estuvo llena de estrellas que desfilaban con sus parejas: novios, esposos, prospectos, etc. Sin embargo hubo tres actrices que aparecieron luciendo panza de embarazo. ¿Cuál de ellas lo hizo con más estilo?

Kerry Washington

kerrywashingtongoldenglobes2014.jpg

© Hollywood Take

Kerry eligió un vestido de Balenciaga, blanco, en capas, estilizado, acompañado por un clutch de la misma marca y zapatos Casadei. Las joyas son de Fred Leighton. La nominada por la serie Scandal declaró en entrevista con Ryan Seacrest: “Siento que tengo la mejor cita de mi vida, mi pequeño accesorio aquí.”

No se llevó el premio, pero seguramente recordará por siempre la ceremonia.

Olivia Wilde

oliviawildegoldenglobes.jpg

© Hollywood Take

La actriz optó por un vestido de manga larga, entallado, color verde esmeralda, de Gucci, cubierto de lentejuelas. Nada de esconder la panza: la Wilde la convirtió en protagonista de su look. El estilismo corrió a cargo de Karla Welch y el atuendo fue completado con un clutch Rodo, zapatos Charlotte Olympia y joyas Forevermark.

Antes de desfilar por la alfombra roja, la Wilde bromeó en su cuenta de Twitter: “Si este anillo se pierde misteriosamente, segura y definitivamente fui yo.”

Más allá de su trabajo en la película Rush, el vestido y el estilo de Olivia fueron comentadísimos: prueba de que se puede estar embarazada, vestirse bien y ser sexy al mismo tiempo. Bien por ella.

Drew Barrymore

drewbarrymore.jpg

© Hollywood Take

En espera de su segundo hijo, Drew usó un vestido Monique Lhuillier, cubierto con aplicaciones en forma de corazón (tal vez en alusión a su próximo libro de fotografías, Find It in Everything, que muestra corazones por doquier).

Su estilismo corrió por cuenta de Lee Harris, quien eligió para la actriz zapatos rojos Rober Vivier, joyas Chanel y un brillante clutch Edie Parker.

Todo suena lindo en teoría, pero para mi gusto el resultado fue desastroso: ni las texturas, ni los colores ni las aplicaciones eran para la ocasión. Eso sí, el estilo de Drew es como de broma o de juguete, siempre ha sido así. Nunca ha sido su prioridad marcar tendencia.

¿Cuál de estos tres looks les gusta más? ¿Se quedan con Olivia Wilde igual que yo?