logo
Moda y Belleza 27/12/2013

Los 3 looks más incónicos de Miley Cyrus en el 2013

¿Recuerdas los más comentados looks de Miley Cyrus? Aquí hacemos un rápido repaso a los que más llamaron la atención durante el 2013.

Por : Josefa Álvarez

El 2013, sin duda, fue el año de Miley Cyrus, aunque no precisamente por su talento musical, sino por sus escandalosas presentaciones e hilarantes looks, que la han hecho ser uno de los íconos del mal gusto dentro de la escena musical pop.

En esta oportunidad te queremos mostrar algunos de sus looks más incónicos, tanto en el vestuario, como en su imagen personal. Seguro recuerdas más de alguno.

El traje que usó en los MTV VMA’S

El body brillante que usó Miley en la apertura de su show en la última versión de los MTV Video Music Awards fue diseñado por Simone Harouche. El modelo recibió muchas críticas porque, además de ser bastante feo, dejaba ver el vestuario en tonos nude que tenía la cantante para la segunda parte de su aparición en el escenario.

El look de cejas blancas estilo Die Antwoord

En noviembre recién pasado, Miley apareció en unas fotos luciendo las cejas blancas, similar al estilo de la cantante sudafricana Die Antwoord. Si bien este look no le quedaba muy bien, Miley aprovechó de exhibirlo en fotografías con celebridades como Lily Allen y Miranda Kerr.

Si bien con estos cambios de look, Miley quiere perfilarse como una artista más rebelde y dejar atrás a la niña buena de Disney, el intento se ve forzado y hasta ahora no ha tenido muy buenas críticas por parte del público.

Su vestido en la Met Gala dedicada al Punk

Con un vestido estilo “rejilla” llegó Miley a la gala MET de este año. La versión 2013 de esta gala, que tenía como temática principal el Punk, fue muy criticada, e incluso se dijo que era la confirmación de que el estilo Punk estaba muerto; sin embargo, los diseñadores aprovecharon esto para la creación de modelos horribles como el que luce la ex Hanna Montana.

¿Qué te parece el estilo de Miley? Sin duda está logrando el objetivo de no pasar desapercibida en ninguna parte gracias a su ropa y a su irreverente forma de ser.