Vogue Italia llama a firmar la petición en contra de sitios pro-anorexia

La revista italiana hace un llamado a sus lectoras a unirse en la iniciativa para ponerle fin a sitios webs que inspiran desórdenes alimenticios.

La editora en jefe de la revista Vogue Italia, Franca Sozzani, escribió en la versión online del medio que se opone rotundamente a los sitios webs y blogs que apoyan e inspiran desórdenes alimenticios como la anorexia y la bulimia, más conocidas en la web como Ana y Mia.

Parte de esta iniciativa es reunir firmas para darle un fin a estos medios que promueven un mal letal en nuestra sociedad. Hasta hoy, la revista ha logrado juntar más de 12 mil firmas – entre esas la mía.

francasozzani.jpg

modernwearing.com

En las propias palabras de Sozzani, este fue su comunicado publicado en el sitio web:

Leyendo que hoy en día se culpa a Facebook como causa principal de la anorexia y no creo posible que una red social por sí sola pueda llevarse toda la carga de la difusión de este fenómeno, he investigado y encontrado que existen miles de sitios y blos pro-anorexia que no sólo apoyan este mal, sino que provocan que los jóvenes compitan entre ellos por su ‘forma física’.

Vogue Italia, el medio por excelencia que trata y promueve la estética, lo visual y lo bello, ha decidido utilizar su autoridad y su propio espacio del sitio web (más de un millón de usuarios únicos al mes), para vencer, para combatir la anorexia y recoger las firmas con el objetivo final de que cierren estos sitios.

La moda siempre ha sido culpada de ser una de las causas principales y este compromiso es en vez la demostración que la moda se mete en juego en primera línea para combatir la anorexia.

Esta no sería la primera vez que la revista intenta derribar estos desórdenes alimenticios que atacan a miles – e incluso millones – de mujeres y hombres en todo el mundo.

Hace un año, se unieron todas las revistas Vogue del mundo – 19 en total- en una iniciativa con seis puntos claves para restringir las edades de las modelos jóvenes con las que trabajan impidiendo que sean menores de 16 años. También para evitar que los tamaños de muestra que envían los diseñadores sean muy pequeños, ya que el impacto que tiene entre las modelos conduce a posibles desórdenes alimenticios – como modelo, sé lo terrible que es no caber en el outfit que te entregan para un photoshoot, comercial u desfile.

Desde el nuevo continente, no nos queda más que esperar que la corriente anti-Ana y anti-Mia se transforme en una verdadera tendencia en el hemisferio norte, para que luego nuestros países latinoamericanos se unan en un 100% para tener pasarelas, revistas y la televisión libre de Thinspiration – gente que inspira a otras a través de su extrema delgadez.