Marc Jacobs y la figura del genio al final del show

La evolución de uno de los personajes más influyentes a través de sus apariciones al final de los desfiles de Louis Vuitton, sus looks y el carisma que nos hace admirarlo.

Uno de los momentos mágicos dentro de los shows de moda, es cuando al final de mostrar las colecciones para la temporada entrante, hace una rápida aparición el diseñador encargado de las propuestas en cuestión. Estas instantáneas apariciones son como la insignia del autor en una obra de arte, que da fe del creador de una pieza original.

A lo mejor pueda resultarte fantasioso o intrascendente, pero la aparición de Marc Jacobs sellando las presentaciones de Louis Vuitton, era un momento tan esperado como el inicio del show para ver el primer diseño. Es difícil admirar la obra sin admirar al artista; la razón es que además de las colecciones de moda, las personas creativas que lo hacen posible también despiertan fascinación.

Marc Jacobs más que diseñador, era un creador de universos alrededor de la confección de ropa para la marca Louis Vuitton; después de 16 años de ser el cerebro creativo de la firma, se extrañará el toque mágico que le proporcionaba colección tras colección y su habilidad para concebir conceptos disímiles entre una y otra.

Este diseñador es la perfecta figura del artista que cuida hasta el mínimo detalle para entregar en Louis Vuitton, una de las mejores presentaciones temporada tras temporada. Al reunir estas apariciones, vemos la evolución de su estilo personal, el de su carisma y la sencillez, en él vemos el rostro de quien está detrás del arduo, pero sobre todo inspirador, trabajo, así como las diferentes etapas de su imagen física, del look nerd y la camisa celeste presente en varias temporadas, a los pantalones cortos y delantales, de su falda hasta los trajes impecables que ha portado recientemente; invariablemente simpático, un personaje fuerte y admirable, un genio.

Ahora que se ha despedido de la firma francesa, su última presentación fue un homenaje a sí mismo como el primer influyente de lo que la marca representa actualmente y su posicionamiento, este desfile reunió los escenarios más emblemáticos de las colecciones de sus últimas temporadas. Y aunque uno de los propósitos de su retirada es dedicarse de lleno a sus propias marcas, en definitiva vamos a extrañarlo al final de los desfiles de Louis Vuitton.

20002005.jpg

© Style.com

20052010.jpg

© Style.com

20102013.jpg

© Style.com