Moda y Belleza

Sácale el máximo provecho a tu perfume favorito

Aquí te dejamos algunos tips para cuidar el aroma de tu fragancia favorita, tanto en el frasco como en tu piel.

Como la mayoría de las mujeres, uno de los infaltables es mi perfume. Es mi acompañante fiel, el que me identifica y bastante seguido me entrega la oportunidad de escuchar ese halago que tanto nos encanta. Ese “qué rico hueles”, que viene acto seguido de un beso en la cara y que te hace sentir dueña, por unos segundos, del sentido del olfato de quien te lo dice. Es por ello que siempre me preocupo de sacarle el máximo provecho, estrujar hasta su última gota y cuidar de él como si se tratase del tesoro más preciado dentro de todas mis cosas.

Por si no lo sabías los perfumes, como todo producto, tienen su fecha de vencimiento, o mejor dicho, tiempo de vida útil de sus propiedades. Sin embargo, esto no significa que de un día a otro se conviertan en un líquido inútil, sino que con el pasar del tiempo van perdiendo la potencia de su fragancia, por lo que no es recomendable tener un sinfín de ellos ni mucho menos utilizarlos sólo para ciertas ocasiones. Este tiempo se cifra en aproximadamente 3 años luego de su elaboración. Pese a ello existen factores que pueden afectar en que los años se reduzcan y uno de ellos es el lugar donde lo guardas.

Los perfumes deben quedar siempre en un lugar de baja temperatura, sin ningún tipo de exposición a luces artificiales ni al sol. Por ello es que el mejor lugar para conservar sus propiedades es, dentro de su caja y en tu closet. Mala idea es tenerlo en el baño o sobre algún velador de tu dormitorio, mucho menos si su envase es trasparente. Buena idea es que al comprar uno te fijes que no sea el que ha pasado por tiempo en una vitrina donde reciba directamente la luz.

Por otro lado, la duración también depende mucho de cuán usual sea su aplicación. Los perfumes o las aguas de perfume –eau de perfum– permanecen en la piel entre 5 a 8 horas, antes de que sea necesario volver a utilizarlo. Sin embargo, la fragancia puede ser afectada por cuán hidratada esté tu piel. A mayor hidratación, mayor durabilidad y viceversa, por lo que además de preocuparte de su cuidado, debes utilizar cremas hidratantes cada noche para alargar sus propiedades diarias.

Así también debes aprovechar las partes de tu cuerpo que permitirán un mayor desempeño de su fragancia. Las indicadas son los llamados puntos de pulsación del corazón, entre ellas el interior de las muñecas, detrás de las orejas, el escote, por el cuello –bajo la nuca- , detrás de las rodillas y en los tobillos, lugares donde se desprende mayor temperatura y donde el perfume se impregnará por mayor cantidad de tiempo.

A continuación te dejo algunos tips que te ayudarán a sacarle provecho a esa fragancia que forma parte de tu vida diaria:

1. Guarda el frasco de tu perfume en un lugar fresco y oscuro, alejado de la humedad y de cualquier tipo de luz. Esto alargará la vida útil de sus propiedades.

2. Si vas a usar ropa de cuero, no atomices tu perfume en él, ya que la fragancia se irá rápido. Procura hacerlo en prendas de lana o en las partes llamadas puntos de pulsación del corazón: el interior de las muñecas, detrás de las orejas, el escote, por el cuello –bajo la nuca-, detrás de las rodillas y en los tobillos.

3. Nunca utilices exceso de perfume. En su justa medida, el olor será atractivo. En exceso, generarás todo lo contrario.

4. Si estás en la playa o te expondrás directamente al sol, no utilices perfume ya que éste puede manchar tu piel. En los días de calor procura utilizar menor cantidad ya que la temperatura en tu piel mejorará su impregnación.

5. Para lograr una fragancia sutil en tu ropa, aplica un poco en el agua con la que enjuagas tus prendas más delicadas, como tu ropa interior.

6. Cuando termines el frasco, puedes dejarlo un tiempo en el lugar donde guardas tu ropa, para que ésta se impregne de ese olor que te identifica.

7. Evita comer en exceso alimentos muy condimentados o los que son de olor fuerte. Por ejemplo, el olor tanto del ajo como la cebolla, son desechados por los poros de tu piel, lo que hace que cualquier fragancia huela diferente.

8. Cada vez que compres tu perfume, pídele al vendedor que te regale una muestra de cartera. Si no lo hace, compra frasquitos pequeños de muestra y echa un poco de tu perfume. Ese puedes llevarlo a cualquier lugar para aplicarlo cuando sea necesario.

9. Si vas a comprar un perfume que no has usado antes, elígelo por las mañanas. El olfato es más receptivo en esta parte del día. Si vas dispuesta a probar varios, procura llevar un frasquito de café. Huélelo antes de cada perfume, para –de cierta manera- resetear tu olfato.

10. El modo correcto de sentir la fragancia del perfume en tu piel –si deseas elegir uno para comprar-, es aplicarlo en la muñeca izquierda. Este brazo se encuentra más cerca del corazón, por lo que la fragancia se entibiará más rápido, lo que permite percibir su aroma rápidamente.

Fuente Foto: Wallsave.com

Tags

Lo Último


Te recomendamos