Aprende a elegir la talla de sostén que te conviene

Es básico saber qué talla de sostén debes utilizar, pues errar en esto puede hacerte ver mucho más gruesa

Un buen sostén puede hacerte lucir espectacular, mientras que uno demasiado pequeño o demasiado grande puede hacerte ver muy mal. Y es que existen tantos tipos, tamaños, colores y formas por una razón: para que encuentres el que se ajuste mejor a lo que estás buscando.

Independientemente de si buscas un push-up, uno delgado o uno deportivo, lo más importante es que escojas la talla que mejor te va. Aunque cueste trabajo creerlo, la mayoría de las mujeres no saben elegir bien sus sostenes porque no conocen su verdadera talla.

Entonces, aclaremos algunas cosas:

– La copa: Esta se calcula midiendo el contorno del seno a la altura del pezón. A, B, C, D, DD… lo importante es que la copa cubra bien el seno, para evitar que tus pechos puedan escapar sin tu permiso.

– Las varillas o aros: Existen tres tipos y varían de acuerdo a la altura de su centro. El aro de ¾ es el más usado y le queda mejor a la mayoría de las mujeres. También está el entero, que es el más alto y sirve para los balconettes, y el medio aro que es el más bajito y sirve para los modelos push-up para juntar y levantar el busto.

– El contorno bajo el busto: Este debes medirlo por debajo del seno; esta es la talla en número (32, 34, 36, 38, etc)

Todo eso es solo información general; pero ¿qué debes tomar en cuenta? que los aros sostienen bien la base de tus senos, que no se clavan en tu axila y fijate de que la cintilla que lo contiene tenga al menos 2 cm sobrantes para que la varilla pueda moverse libremente. Si no, probablemente acabarás con un pedazo de alambre clavado en el pecho o tu costado.

Cuando te pruebas un sostén es básico que sientas exactamente eso: un sostén seguro, que no te incomode y que haga que tus pechos se acomoden justo donde quieras.