Moda y Belleza

Lo que no hay que hacer en una dieta

Una expertas desmitifica las leyendas urbanas sobre las dietas.

Según un artículo publicado en la ABC.es y basado en el reporte de una nutricionista experta, existen 10 errores comunes al hacer dietas, que no permitirían que uno logre bajar los kilos que necesita.

1. El pan engorda. No es cierto. La nutricionista Gretel Cabrera, responsable del área de Alimentación y Nutrición de la Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU), asegura que “aunque cuando la gente se pone a dieta lo primero que hace es quitarse el pan, esta costumbre no tiene mucho sentido”. Según la experta, “lógicamente el pan tiene un aporte calórico, pues está constituido de cereales, pero lo que realmente engorda es la salsa en la que lo mojamos”. Según nos explica, no es el pan lo que engorda, sino el hecho de que tenerlo sobre la mesa aumentará las posibilidades de que sucumbamos a esa rica salsa que acompaña nuestros planos y con eso sí acabemos engordando. “Si cuidamos los acompañamientos, se puede comer con pan perfectamente, pues el hecho de que lo incorporemos a la dieta no nos engordará más”. Eso sí, Cabrera nos recomienda saber qué tipo de pan comemos: “El pan de molde, por ejemplo, tiene más calorías”

2. Suplementos alimenticios. La nutricionista Gretel Cabrera considera, que “hay que valorar los suplementos desde otra óptica. Si pasas por un periódo de embarazo o convalecencia y requieres nutrientes, necesitarás un complemento que te ayude, pero muchas veces utilizamos erróneamente este tipo de pastillas en lugar de cambiar nuestros hábitos de vida y de consumo”, dice.

3. Prohibido mezclar hidratos y proteínas: Falso. “Lo que conseguimos con este tipo de costumbres es perder peso en poco tiempo, dado que dejamos de comer calorías. El objetivo de toda dieta debería ser llevar una vida sana, cambiar nuestra rutina de alimentación, aprender a comer bien…Las dietas disociadas son las más famosas y tienen muchísimos seguidores, pero a la larga no conseguirás lo que buscas”, explica la experta.

4. El agua engorda si la bebes durante las comidas. Falso. El agua es un alimento acalórico, es decir, no aporta calorías. Según un informe de CECU en este sentido, beber agua antes de las comidas aumenta la sensación de saciedad, por lo que es recomendable beberla si estamos haciendo dieta y nuestro objetivo es sentirnos más saciados.

5. Fin a los dulces y a los caprichos. Tampoco hace falta renunciar a los pequeños placeres de la vida si queremos ponernos a tono. Según la experta, “para hacer dieta no es indispensable renunciar a cosas que te gusten, ni siquiera a los dulces, a los helados o a un plato de pasta con salsa bolognesa. Lo realmente necesario es plantearnos otro tipo de vida en la que estemos mucho más activos y adquiramos unos hábitos más saludables”. Explica.

6. Las frutas ácidas adelgazan. No es cierto. “Este mito está asociado a los productos de limpieza, que siempre han asociado alimentos como el limón a acciones desengrasantes. No existe ningún alimento que tenga la función de adelgazar”, dice Gretel.

7. Los productos integrales adelgazan. Es cierto, como explica Cabrera, “los productos integrales son ricos en fibra y producen una mayor sensación de saciedad que otro tipo de alimentos. Por ello, si queremos estar saciados siempre será mejor comer pan integral que pan normal, o pastas integrales, puesto que comeremos una cantidad menor al estar más llenos”, dice.

8. Prohibido comer carbohidratos de noche. Otro falso mito y el que me causa mayor alegría. De hecho, la experta no sabe de dónde sale está leyenda urbana. “Como en los casos anteriores, lo único que debemos hacer es reducir las cantidades, sobre todo por la noche, puesto que no vamos a consumir energía”. El secreto, es no comer en grandes cantidades.

9. Los productos light adelgazan. Según las recomendaciones de CECU, un producto light es aquel al que se le han reducido los aportes calóricos. Esto significa que estos alimentos engordarán menos que el resto pero, en ninguno de los caso, mejorarán nuestra figura.

10. Saltarse una comida adelgaza. También es falso y es una de las malas costumbres que en lo personal más trabajo me cuesta dejar. “Saltarse una comida es un mal hábito de vida que puede acabar por salirnos caro. Además, es posible que incremente en gran medida el hambre y acabemos comiendo de manera descontrolada durante la siguiente comida, consiguiendo precisamente lo contrario que nos proponíamos”, dice la experta.

Fuente: Los 10 errores más comunes al hacer dietas, (ABC.es)

Tags

Lo Último


Te recomendamos