Me atreví a la cavitación estética

Aún no tengo mi primera sesión, pero esta técnica es muy buena para quienes tienen esas desagradables grasa depositadas que no se van ni con ejercicio.

Lo hice y me atreví. Hace pocas horas me compré uno de esos cupones de descuento para hacer cavitación estética. La verdad es que había escuchado tantas maravillas al respecto que me tenté con la supuesta maravilla. Aún no voy a mi primera sesión, pero por ahora estoy bastante entusiasmada.

Para las que no saben, la cavitación es una técnica estética para eliminar la acumulación de grasa y celulitis de una forma no invasiva. Se hace a través del uso de ultrasonido que genera ondas sonoras, llegan hasta el tejido graso, provocando el movimiento dentro de las células de grasa hasta desintegrarlas. Se ocupa para trabajar en aquellas zonas donde el ejercicio ya no es suficiente.

La grasa disuelta luego la liberarás a través de tu organismo de forma natural mediante el sistema linfático. Por ello, debes tomar mucha agua durante la sesión y en el día.

Otro de los beneficios de la cavitación es que  durante el proceso la piel se vuelve mucho más elástica y no te queda la piel suelta como podrías pensar. Aunque pierdas grasa y centímetros, tu piel no quedará flácida sino que se adaptará a tu cuerpo y quedará tersa. De todas formas, se recomienda que junto con ese proceso te realices masajes de drenaje linfático, ya que éste ayuda a la eliminación de las grases disueltas.

Una amiga muy cercana se hizo este procedimiento. En solo seis sesiones disminuyó cuatro centímetros de cintura y cinco de ese odiado rollito del costado de las caderas. Obviamente que este proceso lo acompañó de al menos dos litros de agua diarios y de una alimentación sana, ya que la idea no es volver a comer la grasa que estás eliminando.

De todas formas si decides hacerlo, debes tener en cuenta algunas consideraciones. Primero debes estar segura que el centro donde te lo harás es confiable, ya que existen algunos lugares donde las máquinas no son de la mejor calidad y el efecto no es el que esperas. Incluso hay algunas que emiten ultrasonidos leves también que podrían ser potencialmente dañinas. De hecho, una máquina barata y en manos inexpertas puede causar quemaduras y cicatrices, así que infórmate antes.