Consejos para convivir con los tacos altos

Para que los luzcas con todo el glamour sigue esta pequeña guía.

Los tacos son maravillosos, la verdad es que no son muy cómodos pero nos hacen ver tan bien que es imposible resistirse a ellos.

Por lo mismo quiero compartir unos consejos para que su vida junto a los zapatos altos no sea tan traumática como lo es para muchas chicas.

Unas de las claves es elegir un buen zapato, es cierto que los mejores son más caros pero si los va a usar todo el día será mejor que inviertas para evitar cualquier lesión.

A la hora de elegirlos, prefieres los que no tienen el taco tan delgado. Mientras más ancho, más cómodos son y dependiendo de tus actividades diarias podrás decidir qué es lo que necesitas. Además es fundamental que cuando te los calces te queden bien, ni muy sueltos y mucho menos apretados.

Otro consejo fundamental a la hora de acostumbrar tus pies y piernas a la utilización constante de zapatos altos es que cada vez que te los saques estires tus piernas y muevas tus pies en círculos hacia afuera y después hacia dentro, luego hacia arriba y hacia abajo. La idea es que repitas esta rutina cinco veces.

El tema de la circulación de la sangre es el que en muchos casos es la culpable de los dolores y cansancio de las piernas. Por eso es recomendable que pongas las piernas en alto unos minutos al día luego de sacarte los tacones. Puedes usar almohadas y poner tus piernas sobre ellas durante 30 minutos.

Un baño tibio de agua también será algo que tus pies agradecerán y al día siguiente podrás lucir tus tacos con todo el glamour.