Moda y Belleza

Los hombres las prefieren rellenitas

Nuestra columnista Mº Fernanda Figueroa nos invita a querernos como somos.

Estamos tan acostumbrados a escuchar sobre la búsqueda del hombre ideal, que nos olvidamos que los hombres también buscan a su mujer ideal.

Yo misma siempre he creído que los hombres, primero que nada, se les conquista por los ojos. Es lógico. Una mujer linda, con bonito cuerpo y atractiva, es la perfecta tarjeta de presentación y es lo que te permite obtener su atención. Y es por esto mismo que creo que muchas mujeres, por no decir la mayoría, luchan constantemente por llegar a cumplir con ese ideal. Incesantes dietas, extenuantes horas en el gimnasio, su pastillita loca, cremas milagrosas, etc. ¿Algo sirve? Poco.

Digo poco porque en verdad la imagen que queremos alcanzar está bien lejos. Lamentablemente miramos el último desfile de Victoria’s Secret y queremos tirarnos por el balcón. Vemos la última película de Jennifer Aniston y la odiamos por tener 41 años y verse más estupenda que nunca. ¡Incluso la última serie de Courtney Cox me deprime! ¿¡Que onda lo regia!?

Muchas de nosotras quizás nunca lleguemos a tener la guata como tabla, las piernas ultra mega duras, la cara perfecta sin ningún grano, el pelo sedoso. Es al final una batalla que está perdida desde el comienzo. Pero, ¿es una batalla digna de combatir?

Escuché hoy en la mañana, en mi programa favorito de la radio, sobre un estudio que habla sobre la imagen de la mujer perfecta que tienen los hombres. Por que ellos también piensan en eso, y aunque cueste creerlo, la mujer perfecta no es ni la Angelina Jolie, ni la Gisele Bündchen. Ellos privilegian por sobre todas las cosas (en términos físicos) que tenga curvas, es decir, un buen trasero (ahí creo que pierdo), caderas y cintura (me imagino tipo guitarra, a lo Don Juan de Marco), un bultito en la guata más que la guata mega ultra plana, el pelo largo y sin tinturas ni mechitas ni visitos ni nada (otro punto menos para mí). Hasta me sorprendió escuchar que la sobre depilación les molesta y ¡que el bigotín es aceptado!

En fin, el tema es que claramente, este estudio está basado en encuestas. Lo que dice la mayoría no es lo que dice en particular una persona. Creo que lo que más importa no es gustarle a tu hombre y ser su mujer ideal, sino es gustarte a ti y ser la mujer que tú quieres ser, por tus propios motivos. Si quieres raparte y a ti te gusta y te sientes bien, seguro te vas a ver mucho más linda que si lo haces por seguir modas.

Hay que quererse harto, hay que quererse más todos los días. Yo tengo una relación complicada conmigo misma, pero al final del día, es la relación más larga que tendrás en tu vida, así que cuídala. Yo, por mi lado, estoy empezando a quererme por la persona que soy, más que por la imagen perfecta que siempre he querido alcanzar.

Tags

Lo Último


Te recomendamos