Ser la soberana de un país otorga mucho poder. Ese es el caso de la Reina Isabel II, la actual monarca británica que puede hacer 'lo que sea' dentro de su territorio y a sus 92 años.

Sin duda que Isabel II tiene una gran responsabilidad, pero su poder también trae consigo inumerables e incontables privilegios, algunos increíbles e impensables.

Lejos de lo que muchos piensan, Isabel II goza de ciertas ventajas que los simples mortales no tienen en esta vida. Acá te enumeramos algunos de sus privilegios más asombrosos:

Puede evitar juicios por asesinato

La Reina no puede estar enjuiciada sobre suelo del Reino Unido. Incluso si ella decide matar a alguien, la familia de esa persona no podría llevarla a juicio, porque esos cargos están hechos bajo su nombre. Todas las decisiones tomada por la Corona están bien según las leyes de ese país. Quienes administran los juicios en Inglaterra se llaman Jueces de la Corona, y están bajo las órdenes de la Reina.

Entrar a cualquier casa sin permiso

Ella tiene el derecho de entrar a cualquier casa dentro del Reino Unido, sin permiso y sin previo consentimiento. Pero ella puede ejercer este poder solo en ciertas ocasiones: frente a una emergencia nacional, o si la vida de ella, o de alguien de la familia real está en peligro. También puede vandalizar las propiedades privadas bajo condiciones similares. Difícilmente la reina entrará a robar en una residencia por todo el dinero que tiene.

Evadir impuestos

La cabeza de la familia real no tiene que pagar impuestos. Ella vale 420.000.000 de dólares, pero está exenta de pagar como debería hacerlo cualquier persona en Inglaterra. Sin embargo en 1992 la familia decidió empezar a pagar de manera voluntaria, lo que estarían cancelando si fuesen ciudadanos comunes por sus ingresos. Desde la década de los 90 toda la familia ha estado pagando por todas las propiedades que tienen a su nombre, y han hecho público sus gastos al público para dar el ejemplo.

Viajar sin pasaporte

En cualquier país del mundo viajar sin pasaporte es un delito que conlleva a la cárcel. Como en el Reino Unido las identificaciones son hechas en nombre de la Reina Isabel II, ella no necesita aprobarse su trámite de pasaporte para salir al extranjero. Incluso, los autos que ella maneja no necesitan patente ni papeles que digan que están a su nombre, porque estos también están hechos en nombre de ella.

Asumir la tutela de cualquier niño británico

La soberana es la protectora legítima de todos los niños y tiene la tutela de todos los bebés que sean ciudadanos del Reino Unido. Según esta ley, ella podría sacar un bebé de los brazos a sus papás y que esto no tenga ninguna consecuencia. Esto es algo completamente ilógico de que pase, nadie se imagina a la Reina secuestrando a un niño, pero ante la posibilidad de que enloquezca y decida hacerlo, ella ya está protegida por las leyes.

Te recomendamos en video:

Sigue Leyendo

Espectáculos

¿Te acuerdas de Merlina Addams? Ahora es toda una sexy mamá

Espectáculos

Las fotos que demuestran que el amor familiar han ayudado a Ximena Navarrete a salir adelante tras perder a su bebé

Espectáculos

Los momentos más tiernos de las Kardashian-Jenner y sus hijas combinando outfits

Destacados

Los cuatro tonos que las chicas morenas deben atreverse a vestir sin miedo