El príncipe William y Kate Middleton son una de las parejas más solidas de la monarquía británica. Siete años felizmente casados, tres hijos en común, siempre se dejan ver alegres y felices, son amorosos en público, están siempre dispuestos para la prensa. Sin duda todos los componentes para ser la pareja real favorita de todos. Pero esto no siempre fue así, hubo una época, específicamente a inicios de 2007, que los novios, en aquel entonces, tuvieron la más fuerte pelea hasta ahora.

Sucedió justo en las navidades de 2006, cuando Kate y William estaban tratando de decidir dónde pasarían las navidades juntos. Inicialmente William había decidido estar con la familia de Kate, pero de último momento, algo pasó. William cambió de parecer, muchos creen que fue presión, otros que fue él mismo. Pero terminó cancelado y quedándose con su familia. Siguió la tradición familiar y se quedó con la reina.

Esto por su puesto molestó tanto a Kate, que ambos decidieron poner punto final a su relación. Afortunadamente solo fue por unos meses. Cuatro años más tarde se casarían y ahora son una de las parejas más envidiables de todos los reinos. Dejaron las diferencias en el paso y se concentraron en la relación.

Sigue Leyendo

Espectáculos

“Es mi héroe y mi roca”: las amorosas palabras de Michael Bublé a su esposa al recibir su estrella en el Paseo de la fama de Hollywood

Espectáculos

La prueba de que las Kardashian también tienen momentos familiares "comunes y corrientes"

Espectáculos

¿Te quedaste con ganas de ir al Corona Capital 2018? Aquí puedes ver en vivo toda la fiesta

Destacados

Los cuatro tonos que las chicas morenas deben atreverse a vestir sin miedo