¿Pensando en tener un bebé? Conoce todo sobre los tratamientos de reproducción asistida durante la pandemia

La recomendación es retomar los tratamientos en forma planificada, y manteniendo todas las medidas de prevención.

Este 2020, la pandemia de SARS-CoV-2 ha sido una emergencia sanitaria sin precedentes. Al igual que en el resto del mundo, en Chile también hubo un reordenamiento en la priorización de procedimientos médicos electivos, con el fin de evitar el colapso del sistema de salud, y el riesgo de contagio del personal y pacientes. En el caso de IVI Santiago -y por recomendación de la Sociedad Europea de Medicina Reproductiva (ESHRE por sus siglas en inglés), la Sociedad Americana de Medicina Reproductiva (ASRM) y la Sociedad Española de Fertilidad- se suspendieron en ese entonces los inicios de nuevos tratamientos de reproducción asistida (TRA). 

Tras este periodo de inactividad se comenzó a retomar de forma parcial, y estudiando cada caso individualmente; entre las razones principales para esta decisión destacan que hay un grupo importante de pacientes que necesitaban realizar en ese momento un tratamiento de reproducción para conseguir su objetivo de ser madre, pacientes en las que el tiempo influye de forma muy negativa, y que no hay ninguna base científica que impida realizar un tratamiento de reproducción asistida o una transferencia de embriones, bajo las más estrictas medidas de control y seguridad.

“En este año especialmente difícil, como IVI permanecimos siempre atentos a las necesidades de nuestras pacientes. Seguimos adelante con los tratamientos que ya se habían comenzado, todo esto acompañado del trabajo de nuestra Unidad de Apoyo Psicológico para atender los cuadros de estrés y ansiedad propios de los tratamientos y lo que había causado también el confinamiento en las pacientes. Por otra parte, desarrollamos el Plan IVI Contigo, compuesto por ayuda en el financiamiento del tratamiento -la posibilidad de pagar en 12 cuotas sin interés- y un Pack Diagnóstico a cuenta de tratamiento que incluye la primera consulta online y la segunda consulta de resultado, plan que todavía está vigente”, señala el Dr. Carlos Troncoso, director de IVI Santiago.

“Entre nuestras pacientes tuvimos dos principales temores: efectos del COVID sobre su futuro embarazo y aprehensiones a postergar sus tratamientos. En el primero influía mucho el desconocimiento del virus, existiendo incluso una recomendación inicial por parte de las sociedades de medicina reproductiva europea, americana y de diferentes países, a postergar el inicio de los tratamientos, lo cual posteriormente fue desestimado por las mismas instituciones pudiéndose retomar la actividad. El postergar los tratamientos efectivamente puede afectar las tasas éxito de éstos, ya que un grupo importante de nuestras pacientes consultan precisamente por una baja reserva ovárica, la cual se acentuaría aún más con esta postergación. Debemos considerar que muchas pacientes ya habían postergado sus tratamientos por el estallido social y los meses de verano, pero al querer retomar se presentó esta otra situación. Considerando esto, y siempre apoyados por la experiencia de nuestro grupo en Europa y USA, es que IVI Santiago lidera el reinicio de las actividades de la especialidad en el país, dando el tratamiento médico correspondiente a la salud reproductiva de sus pacientes”, explica el Dr. Troncoso.

Planificar los tratamientos

Si bien hasta el momento no hay información concluyente sobre la posibilidad de que el coronavirus cause algún tipo de problema en el feto o en el bebé, sí se sabe que la tasa de infección en el caso de mujeres embarazadas es similar a las de un adulto. De ahí la importancia de seguir las recomendaciones para evitar el contagio. “Hasta que termine la pandemia o estemos vacunados tendremos que convivir con el COVID-19, sobre todo en situaciones que no pueden esperar ni postergarse más.  Nuestra recomendación es retomar los tratamientos en forma planificada y manteniendo todas las medidas de prevención dadas por las autoridades sanitarias y de su equipo tratante. Por nuestra parte hemos adaptado nuestras instalaciones y procesos para dar los máximos estándares de seguridad a los pacientes y personal sanitario. IVI ha seguido incorporando mejoras a sus técnicas, realizando docencia y formación continua a sus equipos de profesionales, lo cual nos permite mantener y mejorar nuestros resultados”, agrega el director de IVI Santiago.

Afianza la unión con los hijos ayudándolos con la carta para Santa Claus

Escribir una carta a Santa Claus también ayuda a alimentar la ilusión de los niños.