La ciencia lo confirma: la maternidad cansa más que la rutina laboral

Tus sospechas eran ciertas por este motivo.

Finalmente el clamor de muchas mujeres en el mundo está avalado por la ciencia: en efecto, quedarse en casa atendiendo los deberes del hogar y cumpliendo con los roles dentro de la maternidad resulta más exhaustivo que toda una jornada laboral.

De acuerdo con VIX, el estudio fue llevado a cabo por la Universidad Católica de Lovaina, en Bélgica, el cual reveló que cuidar de los hijos cansa más que trabajar, sin embargo, al final del día resulta más gratificante.

Para la investigación fueron tomados como muestra 2 mil padres, entre los cuales, uno de cada 10 aseguró que esta actividad les compromete más la salud emocional y física.

maternidad Las madres trabajadoras tienen aún el doble de carga. - Pexels

En consecuencia, el 13% de los participantes poseía altos niveles de cansancio, que específicamente se tradujo en 11,6 % para los padres y un 12,9 % en las madres.

En definitiva, este descubrimiento rompe con el prejuicio equivocado de que quedarse en casa a cargo de los niños no era una tarea compleja de atender.

Paralelamente, un trabajo llevado a cabo por el Centro de Investigación Pew demostró que en promedio hay 43 tareas que realizar antes de llevar a los niños a la escuela, lo cual al cabo de varios días, el cúmulo de actividades se traducen a lo mismo que un día extra de trabajo.

Maternidad dura pero satisfactoria

Por otro lado, se verificó que no todo es malo. Dedicarse a estas actividades a tiempo completo les aporta un 35% de satisfacción, solo un poco por debajo de disfrutar de tiempo libre, que se ubicó con 41%. Trabajar, por su parte, obtuvo solo el 19% de forma sorpresiva.

maternidad Las madres deben asegurar su espacio para la recreación y liberar estrés. - Pexels

A pesar de esto, los especialistas recomiendan dedicar un espacio para la salud mental y emocional propia debido a que la maternidad puede conducir a altos niveles de estrés, ansiedad, frustración o en casos más extremos, la fatiga parental.

Te recomendamos en video: