Las adolescentes se sienten cada vez más presionadas para quedar embarazadas: estudio

El embarazo debe ser una decisión, no una imposición

El embarazo es una de las etapas más hermosas en la vida de cualquier mujer, pero para otras puede convertirse en una pesadilla. Una nueva investigación reveló que las adolescentes se sienten cada vez más presionadas por quedar embarazadas por coerción de otros y no precisamente porque estén preparadas para ello.

Un estudio de la Universidad Estatal de Michigan investigó la coerción reproductiva, una forma de abuso en el que una mujer es presionada para quedar embarazada contra sus deseos y descubrieron que las adolescentes sufren de abuso de relaciones a tasas alarmantes, reseñó Science Daily.

Heather McCauley, profesora asistente en la Escuela de Trabajo Social, y co-investigadores encontraron que casi una de cada ocho mujeres entre 14 y 19 años experimentó coerción reproductiva en los últimos tres meses. Las formas de tal abuso incluyeron la manipulación de condones y una pareja que amenazaba con irse.

embarazadas

Las adolescentes embarazadas contra su voluntad

El estudio, publicado en la revista Obstetrics & Gynecology este mes, es el estudio adolescente más grande sobre el tema. Utiliza datos de un ensayo aleatorizado previamente realizado en ocho centros de salud escolares en California durante el año escolar 2012-13 y evaluó a 550 adolescentes sexualmente activas.

Entre las conclusiones del estudio se encontraron que el 17% de los adolescentes reportaron abuso físico o sexual.

Así mismo, las mujeres que experimentaron coerción reproductiva tenían cuatro veces más probabilidades de experimentar también otras formas de abuso de relación.

Y las mujeres expuestas tanto al abuso de la relación como a la coerción reproductiva tenían más probabilidades de tener una pareja sexual de cinco años o más.

“Estos hallazgos resaltan cuán común es la coerción reproductiva y otras formas de abuso en las relaciones adolescentes, sin embargo, los signos de la relación poco saludable de un adolescente pueden ser difíciles de detectar para los médicos, padres y otros adultos”, dijo McCauley.

“Por lo tanto, los padres podrían abrir la puerta para que sus hijos adolescentes revelen el abuso al conversar con ellos sobre comportamientos de relación saludables y no saludables, incluidos aquellos que interfieren con la toma de decisiones sobre su propia salud reproductiva”, agregó.

Te recomendamos en video: