Consejos para cuidar la piel durante el embarazo

Durante el embarazo, el cuerpo experimenta varios cambios, especialmente en la piel. Averigua qué puedes hacer para cuidar tu piel

Cuando se está esperando un hijo muchas cosas cambian. Las hormonas se revolucionan y también ocurren cambios físicos, sobre todo después del quinto mes de embarazo. La 'guata' comienza a pesar, aparece la retención de líquido, la piel se estira y pueden aparecer las famosas estrías.

Afortunadamente, hay tratamientos que pueden ayudar a mejorar su salud, tanto durante el embarazo como después de este. Sin embargo, el resultado será mejor cuanto antes se empiecen a usar los productos y soluciones.

Uno de los problemas más recurrentes durante los 9 meses de gestación es la retención de líquido, que puede generar una incómoda sensación de pesadez, fatiga e hinchazón, especialmente en tobillos y piernas.

La esteticista y dueña de Centro de Estética Nail Shops Center, Paulina Hidalgo, explica que durante el embarazo y el periodo de lactancia se deben evitar los procedimientos con aparatos, ya que al penetrar los principios activos de los productos podrían generar complicaciones para el bebé. Por lo mismo, señala, "lo más recomendado es realizarse drenajes linfáticos en piernas, muslos y espalda".

Otro tema siempre presente durante el embarazo es la aparición de estrías. Éstas son marcas visibles que se originan cuando la piel se estira rápidamente, provocando que las fibras elásticas se rompan.

¿Se pueden evitar? Según Hidalgo, "para prevenir la aparición de estrías es necesario hidratar la piel con buenos productos, idealmente, cremas con centella asiática, colágeno y elastina. Aunque si hay una mala calidad de piel, estas aparecerán de todas formas. Sin duda, la hidratación es esencial".

¿Qué hacer luego del parto?

Se recomienda evitar los tratamientos lipolíticos en la etapa de post parto y lactancia. Estos procedimientos buscan disminuir la grasa a través del uso de máquinas, lo que podría ser perjudicial para el bebé debido a que la leche materna está compuesta a base de grasa.

No obstante, hay otros tratamientos que sí se pueden hacer en este periodo. Uno de ellos es el masaje reafirmante, que sirve para retraer rápidamente la piel, atenuar las estrías y remodelar el cuerpo, para que no quede la piel suelta. De acuerdo con Hidalgo, "esto se puede complementar con una máscara que tiene más de 30 minerales y con yesoterapia a base de murtilla, también conocida como el oro verde de la cosmética".

Antes de someterse a un tratamiento post parto, es importante consultar con un doctor para que autorice cualquier tratamiento. Normalmente, esto ocurre un mes después del parto en el caso de cesáreas. En partos naturales, el plazo puede ser menor.