Estudio concluye que la lactancia materna es vital para desarrollar el cerebro del bebé

Mira cómo es el crecimiento del cerebro del bebé lactante

Son muchos los beneficios que la ciencia ha encontrado sobre la lactancia materna, de hecho, cada vez existen más movimientos de mujeres que se educan en el tema para lograr una perfecta lactancia materna donde mamá y el bebé sean feliz y estén sanos.

Ya sabíamos que la lactancia materna es el mejor alimento que la mamá puede ofrecer a su bebé; sin embargo, la ciencia no deja de sorprendernos con las investigaciones sobre el tema, y resulta que la lactancia mejora el desarrollo del cerebro en los bebés, así lo señalaron investigadores de la Universidad de Brown quienes han realizado un estudio utilizando máquinas de resonancia magnética para observar el crecimiento del cerebro en niños menores de 4 años.

Resultados

La investigación refieres que los bebés alimentados con leche materna tuvieron un mejor desarrollo del cerebro que aquellos que utilizaron una combinación de lactancia materna y artificial.

El hecho es tan impresionante que los científicos sacaron a la luz una imagen de cómo el contenido de mielina, la materia grasa que aísla las fibras nerviosas y determina la velocidad con la que se producen las señales eléctricas alrededor del cerebro, aumenta en bebés alimentados con leche materna.

Por otra parte, un estudio realizado en Brasil precisa que, los bebés amamantados tienen más probabilidades de convertirse en adultos con un mayor nivel educativo y buenos ingresos. Esto se logró determinar luego de que se les diera seguimiento a casi 6 mil bebés desde su nacimiento hasta los 30 años. Esta investigación ha permitido, por primera vez, formarse una idea más clara de los efectos a largo plazo de la lactancia materna.

Un bebé amamantado es menos propenso a enfermarse de:

Alergias.

Infecciones del oído.

Gases, diarrea y estreñimiento.

Enfermedades de la piel

Infecciones estomacales o intestinales.

Enfermedades respiratorias, como la neumonía y la bronquiolitis.

La ciencia confirma que ser mamá a los 30 años es lo mejor en la vida

Las madres a esa edad tienen mayor capacidad de resolver problemas

Te recomendamos en video: