Así puedes evitar que se caiga tu cabello después del parto

5 sencillos trucos para lucir un cabello perfecto.

Durante tu embarazo de seguro disfrutaste de un cabello espectacular, pero ahora con la llegada del bebé notas que se te cae muchísimo. Este es un efecto normal, y es que el motivo por el que tu pelo lucía espectacular en el embarazo es la elevada presencia de estrógenos que se encargaba de frenar la caída habitual.

Pero resulta que este proceso se transforma tras el parto. Y es que después de dar a luz, tu pelo está de capa caída. Y esto sucede por los siguiente:

La caída de los estrógenos.

Una alimentación desequilibrada.

El estrés que padeces.

La caída del cabello con la llegada del bebé

Después del parto, el nivel de esas hormonas desciende, todos los cabellos que tenían que haberse caído durante el embarazo lo hacen en ese momento, dando la impresión de que se produce una caída increíble. Pero tranquila, es un proceso normal que poco a poco pasará.

Sin embargo, es importante que sepas que, si das el pecho a tu bebé, la caída del cabello se prolongará, porque la prolactina, la hormona que produce la leche materna, bloquea la formación de hormonas femeninas, dejando el camino libre a la hormona masculina tan poco favorable a tu cabello.

Qué debes hacer

Esta es una situación pasajera que al cabo de 3 semanas mejorará. Mientras tanto, puedes estimular el crecimiento de la siguiente manera:

Descansar.

Comer equilibrado.

Lavarte el pelo con champús suaves.

Masajear el cuero cabelludo para estimular la circulación.

Utilizar productos que aceleren el crecimiento.

Pequeños trucos y viejas recetas para recuperar un pelo bonito tras el nacimiento del bebé

Si te lavas el pelo todos los días, para no agredirlo demasiado, mezcla en tu mano un poquito de champú y otro poco de agua. Esa cantidad basta para el lavado diario.

Para estimular y dinamizar la circulación sanguínea de tu cuero cabelludo, masajéalo suavemente durante 2 ó 3 minutos. Si tienes el pelo seco, hazlo con las yemas de los dedos, y si lo tienes graso, date el masaje con la palma de la mano, para no excitar las glándulas sebáceas.

Receta casera para frenar la caída del cabello

Hierve 250 gramos de raíces de ortiga en 50 cl de vinagre durante unos minutos. Deja enfriar. Filtra la mezcla y fricciona el cuero cabelludo con esta loción.

Para nutrir y fortificar el cabello seco: en un bol, bate 3 yemas de huevo con 2 cucharadas soperas de aceite de oliva y una cucharada de café de vinagre. Aplica esta mezcla vigorizante en el pelo con un pincel suave. Envuelve la cabeza con una toalla caliente. Deja que actúe durante 30 minutos y luego lávate el pelo con champú.

La ciencia confirma que ser mamá a los 30 años es lo mejor en la vida

Las madres a esa edad tienen mayor capacidad de resolver problemas

Te recomendamos en video: