3 características que te ayudarán a ser una mejor mamá

Cuando tenemos un hijo queremos darle nuestra mejor versión.

Cuando tenemos un hijo, una de las preguntas que siempre nos aturde es la siguiente: ¿estoy siendo una buena madre?

Es una inquietud tan complicada como subjetiva, ya que no todas las madres son iguales y no por eso una es mejor que otra. Todo se trata de dar lo mejor ti, hacer tu mayor esfuerzo y desear el bienestar de tus hijos.

3 características que podrían definir a una buena madre

Tienes buena comunicación con ellos

La comunicación es clave en cualquier ámbito de la vida y es imprescindible para crear una relación fuerte y de confianza con tus hijos. “Pasa tiempo con tu hijo escuchando la música que a él le guste, jugando los videojuegos que le encanten. De esta manera también podrás iniciar una conversación más fácil con él, conociendo lo que a él le gusta y le interesa”, recomiendan en el portal Everything Mom.

madre

Estás dispuesta a cambiar lo que crees

Como madre, a veces es difícil modificar nuestros criterios de crianza. Pero una buena madre también es tener en cuenta que la realidad cambia y así los modos de actuar y pensar. Debes ampliar tus horizontes y creencias para que le permitas a tu hijo ser lo que desee ser y no lo que tú quieres que él sea.

Permites que tus hijos fracasen

Todos queremos ver a nuestros hijos triunfar, pero una buena madre también es aquella que le enseña a sus hijos el valor del fracaso, que al fin y al cabo es enseñanza para toda su vida. “Si su novia rompe con él porque él pasó demasiado tiempo jugando videojuegos y no el suficiente tiempo con ella, déjelo descubrir por su cuenta lo que hizo mal. Está bien darle una pista, pero no se lo arregle”. Cuando tienes esta actitud con tu hijo, indirectamente le estás enseñando cómo vivir la vida y cómo solucionar los problemas por sí mismo.

Te recomendamos en video: