Los mamás primerizas tardan hasta seis años en volver a dormir bien

Tener un nuevo bebé en casa es una gran alegría pero también hace dormir bien sea imposible

Para la mayoría de las mamás primerizas, la pregunta eterna es cómo hacer que el bebé se duerma ya que acostarlo y hacer que se mantenga dormido, a veces puede convertirse en una misión imposible. Esto es más común en los primeros días, semanas o incluso meses de vida del recién nacido, aunque no hay una regla o una estrategia específica, ya que cada bebé se adapta al mundo de forma diferente.

Una nueva encuesta de Owlet Baby Care, descubrió que casi la mitad de los padres con hijos de seis meses o menos tienen una o tres horas de sueño ininterrumpido por noche.

Por otro lado, un estudio publicado por Oxford University Press en nombre de la Sociedad de Investigación del Sueño, encontró que la satisfacción y la duración del sueño alcanza el punto más bajo durante los primeros tres meses después de tener un bebé e incluso seis años después, el sueño de los padres todavía no se había recuperado por completo.

Tanto la satisfacción como la duración del sueño fueron mucho más bajas para las nuevas mamás que para los papás.

De acuerdo con el estudio, las mujeres experimentaron una reducción promedio de sueño de 62 minutos por noche, en comparación con los hombres, quienes dormían aproximadamente 13 minutos menos. La lactancia materna se asoció con una disminución ligeramente mayor en la satisfacción del sueño de las madres.

Seis años después del nacimiento, las mamás seguían durmiendo 20 minutos menos y los papás dormían 15 minutos menos que antes de que llegara el bebé.

De acuerdo con expertos del sueño del Departamento de Psicología de la Universidad de Warwick, si bien tener hijos es una fuente importante de alegría para la mayoría de los padres, es posible que el aumento de las demandas y las responsabilidades que esto implica, conduzcan a un sueño más corto y a una disminución de la calidad del sueño incluso hasta 6 años después del nacimiento del primer hijo.

Además, factores como la edad, el ingreso familiar y la paternidad compartida frente a los padres/madres solos influye en el tiempo de sueño y recuperación. .

Te recomendamos en video