Daniela Vidal, cómo ser una madre en una era digital

Motivar a los niños a disfrutar del mundo real, es uno de los principales retos.

Daniela Vidal es escritora apasionada, esposa y madre; el libro que lanzó con su esposo el chef Nicolás de Zubiría La cocina de mamá y papá, la catapultó como un referente de todas aquellas mamás que quieren aprender sobre estilo de vida para pequeños.

Desde su aprendizaje como madre, la reconocida instagramer crea las mejores recetas para que el miedo no se siente a la mesa y padres e hijos puedan compartir los mismos platos. Además, comparte consejos  desde su experiencia con su hija Sienna.

La caleña en entrevista nos contó sobre su experiencia como madre en una era digital.

¿Qué hace Daniela Vidal?

Hago varias cosas entre ellas, escribir, armar ideas, trabajar en proyectos como en el que ando ahora y es que estoy escribiendo un segundo libro. Por otro lado, me encanta cocinar me he dedicado mucho a ese tema de hacer recetas para niños y ahora para toda la familia, cosas sencillas, fáciles de hacer, nutritivas, me enfoco mucho en el balance, no como tal en lo fit ni esa onda, sino más bien lo balanceado, creo que uno debe comer de todo un poco pero de manera consciente.

¿De dónde salió ese gusto por escribir?

Siempre, toda mi vida me ha gustado escribir, en mi casa me lo inculcaban y reforzaban mucho, siempre me ha gustado escribir de todo un poco, desde cartas hasta libros, intermedios, ideas, cosas, y a pesar de estar en la era digital tengo mil cuadernos y agendas, me gusta escribir en papel y con lápiz.

¿Imaginó el éxito con su primer libro?

La verdad no, si veía un gran potencial porque con mi Instagram y la Cocina de mamá y papá, siempre he tenido muy buena acogida, estos proyectos se han convertido en una comunidad súper linda llena de mamás y abuelitas, por eso cuando esto fue el éxito se convirtió en una sorpresa muy linda para mí porque la gente lo compró, además la retroalimentación fue positiva.

¿Cómo ser una mamá en un mundo digital?

Estamos en un mundo digital donde vivimos sumergidos en los celulares, tablets y computadores.

La verdad es que me gusta leer sobre la educación de los niños, hablar con docentes, por esta razón he visto que los niños a veces quedan un poco relegados por los padres en todo este tema digital, porque todo el tiempo es “tengo que postear, tengo que twittear, tengo que hacer esto, hacer lo otro” y se ha vuelto en un torbellino donde el hijo le habla a uno y para el adulto las prioridades son otras.

¿Cuál cree que es la solución para manejar el tema?

Tenemos que ser muy conscientes que eso no puede ser así, el tiempo con los hijos se debe respetar y no estar pegado al teléfono, también es un trabajo con ellos porque no se les debe ocupar ni distraer con gadgets tecnológicos, porque eso a largo plazo no tiene buenas consecuencias.

En mi caso particular, recurro a esos métodos muy de vez en cuando en restaurantes, eso cuando y ya jugó con la crayola o el sticker, hizo todas manualidades y ya comió, luego viene el turno de sus papás, entonces considero que en ese momento está bien para lograr una corta distracción.

Lo cierto es que hay que saber escoger muy bien los momentos de uno con las redes sociales y todo lo digital.

¿Cuál es el mejor consejo que le puede dar a otras mamás?

Siempre confíen en su intuición como mamá y jamás se comparen con otras mujeres. Todo el mundo vive procesos diferentes, no importa si el bebé de uno se demoró en caminar o gatear, hablar, etc.. todo el mundo lo hace en momentos distintos, a esto voy porque siento que entre las mamás a veces se ha vuelto un poco competitivo el tema de mostrar si su hijo es el mejor, sobretodo en ese tema de la erda digital.

Lo más chévere de uno como mujer es gozarse este viaje de ser mamá, que es maravilloso y largo pero sin comparaciones.

¿Qué es lo más rico de ser mamá?

Todo, es una sensación que uno no puede explicar hasta que literal se es mamá, personalmente a mí de las cosas que más me gustan o más disfruto es ver cada cosa que van logrando y saber que uno es parte de esos logros (hablar, comer sola, caminar, gatear) ver esos avances es espectacular.

¿Qué opinasdel papel de padre de Nicolás, su esposo?

El papel de padre es muy importante porque las actitudes de un hombre frente a sus hijos son distintas a las de una mamá, le imprime un sello distinto, es un complemento fundamental en el crecimiento de ellos.

Nicolás es maravilloso, entregado a pesar que a veces sus jornadas de trabajo cuando está grabando el programa son muy extensas, cualquier segundo que tiene lo dedica al hogar, a su hija, le encanta recogerla en el jardín, es muy gratificante saber que es un papá presente. Quiero resaltar que él sacó gases, cambió pañales (de hecho fue él quien me enseñó a mí, risas), trasnocha, hace que yo no me sienta sobrecargada ni sola. Me siento orgullosa de tenerlo como esposo y padre de mi hija.

¿Cuál es el equilibro para mantener la armonía en un hogar?

Además de ser mamá con todas las obligaciones, es importante saber que debo tener un momento en el día para ser pareja, es más, los dos tenemos claro que hay espacios para salir los dos, viajar, cenar solos, ver una serie, cocinarle el uno al otro. Pero, puntualmente el equilibro es entender las funciones del otro, complementarse y ayudarse en lo que más se pueda.

De la cantaleta no se saca nada, se trata de ser un apoyo para la otra persona, trabajar en conjunto por las metas y sueños.

Sobre Daniela

¿Más hijos? Sí, uno más.

¿Truco de belleza? Uso cremas hidratantes de Natura y bloqueador.

¿Cómo se cuida físicamente? Hago ejercicio, practico yoga, pilates y entrenamiento funcional.

¿Dietas? No creo en ellas.

¿Qué es lo que más le gusta comer? frutas, verduras, granos, proteína y balanceo todo.