Bebé de solo seis meses de edad llegó a consulta con signos de borrachera

El caso ha conmocionado a las redes sociales

Un bebé de solo seis meses de edad fue llevado de emergencia al hospital al presentar una fiebre que no se le disminuía pero lo que en verdad presentaba era signos de intoxicación alcohólica, una borrachera.

La historia la compartió el pediatra mexicano Alberto Estrada Retes en su cuenta de Facebook. Hasta la fecha, la publicación acumula más de 10 mil comentarios, la mayoría de padres indignados.

“Me hablaron al celular un sábado a media noche. Era un bebé de seis meses con gripita y fiebre leve. El niño estaba bien, nada más calenturita y moco cristalino. Los papás tenían cena en casa. – Dele paracetamol, -le dije a la mamá -y si mañana sigue la gripa me llama o lo vemos en el consultorio. Me volvió a hablar a las dos de la mañana: – Doctor, el niño está muy raro; – ¿Qué le pasa? – pregunté por teléfono; – Respira muy despacio, se puso azul y vomitó. Anda todo tembloroso y está sude y sude-, me dijo-. Le tomé la temperatura y trae 35 grados y como que no responde-, agregó. Me alarmé” comienza a escribir el doctor.

Al llegar al hospital y revisar al niño, se dio cuenta que tenía una grave intoxicación alcohólica.

“Lo que ocurrió es que como en casa tenían fiesta, una invitada de esas expertas, les dio la brillante idea de frotar al escuincle con alcohol. – Se le baja la fiebre de volada-, les dijo, así que le frotaron una generosa cantidad de alcohol medicinal. Y sí, le bajó de volada. Al evaporarse tan rápido, el alcohol se roba el calor de la piel, el problema es que se absorbe. Es como si el chiquillo se hubiera echado un mezcalito. No es juego, causa depresión respiratoria, daño al hígado y puede ser muy serio”.

Afortunadamente al niño no le pasó nada grave pero advirtió a los padres a no seguir este dañino tratamiento casero. Siempre consulta a tu médico.

Te recomendamos en video