Hospital de EE UU recibe donaciones de leche materna para los bebés que no pueden ser alimentados por sus mamás

La primera donación de leche materna fue recibida el pasado viernes 30 de noviembre por una joven madre dispuesta a ayudar a otras.

La lactancia materna es uno de los momentos más especiales en la relación de cualquier bebé con su mamá. Sin embargo, en ocasiones hay mamás que se ven en problemas al momento de amamantar, privando a sus hijos de la leche materna.

Para solucionar esta situación, el hospital de Erlanger en Kentucky, Estados Unidos, abrió un banco de leche materna, fresca y disponible para los bebés recién nacidos que no puedan ser alimentados por sus mamás.

La primera donación de leche materna fue recibida el pasado viernes 30 de noviembre por una joven madre dispuesta a ayudar a otras.

“Para mí, la donación es un acto de ganar-ganar porque puedo ayudar a otras personas y no requiere tanto esfuerzo así que me dije ¿por qué no?”, expresó la donante Leslie Dawes.

Antes de la donación, Dawes fue examinada para detectar cualquier tipo de medicación que pueda intoxicar la leche materna, así como enfermedades infecciosas como el VIH.

“Los médicos me dieron toda la información necesaria y terminé guardando la leche materna de acuerdo a las especificaciones que me pidieron y la llevé al hospital”, explicó la mamá.

leche materna

La lactancia materna no es solo un necio empeño, es una excelente opción para que sobrevivan los bebés prematuros y se desarrollen de la mejor manera posible.

El hospital espera recolectar 100 mil onzas de leche materna en la jornada de donación cada año.

Al recibir la leche, la misma es pasteurizada y se envía al banco de leche que, posteriormente, la hará a llegar a las madres que la necesiten.