Besar a tu hijo en la boca le puede generar confusión emocional y sexual

Charlotte Reznick, psicóloga infantil, describió varios inconvenientes que produce el gesto

Un beso en la boca es un hecho común entre los padres y sus hijos. Normalmente, la mamá besa a su pequeño y el papá a su chiquita. Sin embargo, según expertos, este gesto familiar puede afectar la condición piscológica del niño.

Charlotte Reznick, psicóloga infantil, describe varios inconvenientes. El primero de ellos es crear una costumbre que difícilmente pueda modificarse con el tiempo. "Una vez que comienzas esta 'cultura', ¿cuándo se termina?", se pregunta.

"Besar a tus hijos en la boca jamás debe hacerse. Esto se vuelve muy confuso", afirma la especialista. Advirtió además que las expresiones afectivas maternales y paternales deben tener un límite.

Reznick explica que el gesto puede genera confusiones emocionales e incluso sexuales. "Entre los 4 y 6 años de edad, los niños comienza a concienciar su sexualidad. Por esto los padres deben evitar algún lazo emocional y esto puedo ocurrir mediante ese beso".

Y es que por muy tierno que parezca, el cariño se convierte en un daño.

De acuerdo a otros especialistas, la idea es que los padre eviten expresiones afectivas que perduren en el futuro. Es decir, que luego los niños no las mal interpreten cuando crezcan y tomen consciencia.

Además, a través del beso en la boca se exponen a distintas enfermedades. Un abrazo y un "te amo" serán tan efectivos como el inconveniente beso en la boca. Por lo que las expresiones de cariño no se quedarán cortas al momento de regalaras a tu hijo.

Te recomendamos en video