La salud de tu bebé se beneficia si chupas su chupón, dice un estudio

La investigación afirma que se relaciona con disminuir el riesgo de alergias o asma.

Se trata de la transferencia de "microbios beneficios para la salud". Ese es el motivo por el que un estudio afirma que chupar el chupón de tu bebé, es decir, limpiarlo, es un hecho ideal que debes poner en práctica.

Una investigación publicada por la Academia Americana de Alergia, Asma e Inmunología (ACAAI) afirma que existe una relación entre chupar el chupón de un bebé y el riesgo potencialmente menor de que desarrolle alergias o asma.

"Se sabe que la exposición a determinados microorganismos a edades muy tempranas estimula el desarrollo del sistema inmunitario. Puede proteger contra enfermedades alérgicas en el futuro". Así lo explicó la alergóloga Eliane Abou-Jaoude, según reseñó The Huffington Post en su portal web.

La conclusión de este estudio se logró gracias a la entrevista a 128 madres durante 18 meses su en rol maternal. Se investigó sobre sus métodos de limpieza de los chupones. El 41% de ellas indicó que los esterilizaban, el 72% expuso que los lavaban a mano, mientras que otro 12% aseguró que los chupaban.

Pero los bebés cuyas madres chupaban sus chupones ya contaban con niveles reducidos de IgE entre 10 y los meses. Este es un tipo de anticuerpo asociado a las reacciones alérgicas, destacan los investigadores.

"Aunque hay excepciones, los niveles altos de IgE suponen un riesgo mayor de padecer alergias y asma alérgica", explica el informe final del estudio.

Solo se trata de una relación

Sí, cuidado. La investigación afirma que existe una relación entre la disminución de IgE y chupar el chupón del bebé. Pero "no está claro que esos niveles de IgE se mantengan años después". En otras palabras, los científicos se mostraron cautelosos ante esta práctica.

De hecho, la Canadian Paediatric Society (Sociedad canadiense de pediatría) señala que el mejor modo de limpiar el chupón es con agua caliente jabonosa. El deterioro dental es uno de los riesgos que los padres podrían producir en sus pequeños.

Te recomendamos en video