¿Viajarás en avión con un bebé? Sigue estos 6 imprescindibles consejos

Garantiza la comodidad del pequeño desde que despegue hasta que aterrice el avión.

Viajar con un bebé representa una alta responsabilidad, por lo que es fundamental mantener una buena organización. Cuando se trata de tomar un avión, la madre o los padres deben velar por la comodidad del pequeño desde el momento que despega hasta que aterriza.

El correcto papeleo, el espacio dentro de la aeronave, la preparación del bebé y las presiones atmosféricas son algunos de los aspectos a tomar en cuenta. Con el aporte del portal español Rumbo, te ofrecemos 6 consejos a considerar si subirás al avión con un bebé en tus brazos.

– Paga el boleto de tu bebé si es un viaje largo

En múltiples aerolíneas, el ticket de niños menores de dos años mantiene un precio reducido. Sin embargo no otorga el derecho a un asiento. Si se trata de un vuelo de varias horas, lo ideal es pagar el costo completo del boleto, de modo que contarás con un puesto para la comodidad de tu bebé. Y de seguro igual obtendrás algún descuento.

– Reserva los asientos más confortables

Lo ideal es tener espacio, por lo que la primera fila del avión se presta a la comodidad. Además, estos asientos resultan prácticos al momento de abordar o descender. Pero también es cierto que exigen una tarifa superior.

– Amamántalo durante el despegue y aterrizaje

Recuerda que la presión del aire puede causar obstrucción y dolor en los oídos, así como mareo. Para contrarrestar estos malestares, recomiendan masticar algo. En el caso de tu bebé, es muy beneficioso amamantarlo durante el despegue y arerrizaje del avión. Puedes optar por darle un chupete o agua del biberón.

– Visita al pediatra

Te recomendamos ver al médico de tu bebé antes de emprender el viaje, sobre todo si estarás fuera del país. Así tu pequeño recibirá las vacunas que sean necesarias y recibirá un chequeo oportuno para conocer si está apto para abordar un avión.

– Cuida la hidratación

Los recién nacidos tienen a deshidratarse con mayor facilidad. Por lo que la ingesta de mucho líquido antes del vuelo servirá para la comodidad del viaje. Si se trata de un largo trayecto, refuerza la cantidad de agua u otros líquidos que consuma el bebé.

– Lleva las cosas del bebé

Sobre todo si se trata de viajes largos. Equipa ropa cómoda y suelta, así como los objetos propios del bebé: almohada, juguetes, cobija. No olvides los pañales y todos los utencilios que pueden ser necesarios.

Te recomendamos en video