¡Increíble! Estudio demostró que mientras más grande sea la cabeza de tú bebé, más inteligente será

Cría a tu bebé para que sea una persona de bien

Cuando se trata de una buena crianza, el objetivo principal en la vida es criar a un niño que sea feliz, saludable y exitoso.

En la Universidad de Edinburg, un grupo de investigadores realizó un estudio que muestra cómo la inteligencia de una persona puede estar fuera del control de los padres, así los coloquen en ciertas clases y cursos.

Observaron de cerca la genética, la salud y otros factores para ver cómo se relacionaban con el coeficiente intelectual de una persona. Lo que descubrieron fue que había una conexión entre las capacidades cognitivas de una persona y la forma de su cuerpo y el tamaño del cerebro, junto con su educación.

Para explicarlo en términos simples, el tamaño de la cabeza del bebé junto con otros atributos físicos puede mostrar cuán inteligente se volverá el niño cuando llegue a la edad adulta.

Los datos provinieron de 100 mil participantes entre las edades de 37 y 73 años. Se descubrió que los bebés que nacieron con una cabeza grande tenían más probabilidades de ser un adulto inteligente.

La sangre, la orina y la saliva de los participantes fueron investigados por los científicos. También observaron de cerca sus antecedentes y estilos de vida antes de llegar a esta conclusión. El estudio fue publicado en la revista Journal of Molecular Psychology.

“Se observaron asociaciones altamente significativas entre las puntuaciones de las pruebas cognitivas y las puntuaciones de muchos perfiles poligénicos, incluido el volumen intracraneal, la circunferencia de la cabeza del bebé y la capacidad cognitiva infantil", escribieron los investigadores.

También hubo otros beneficios que vinieron junto con tener una cabeza grande: Incluyeron la oportunidad de obtener mejores puntajes en las pruebas verbales y numéricas y de ingresar a una buena universidad "El estudio respalda una teoría existente que dice que aquellos con mejor salud general probablemente tengan niveles más altos de inteligencia", agregó la investigadora Saskia Hagenaars.

Las estadísticas muestran que el bebé promedio tiene una circunferencia de la cabeza de aproximadamente 13.5 pulgadas. Dentro del primer mes, se espera que crezca a por lo menos 15 pulgadas.

Cualquier bebé que tenga una cabeza de más de 13.5 pulgadas se considera que tiene una cabeza grande. Ellos pueden ser los que crecen para ser inteligentes.

“Un cráneo grande podría ser simplemente el reflejo de una madre o un padre con una cabeza más grande que el promedio. Una cosa es cierta, no es una indicación de un trastorno de aprendizaje o discapacidad", explicaron.

Te recomendamos en video