5 cambios que experimentan tus senos durante el embarazo

Los senos se preparan para la lactancia.

Durante el embarazo el cuerpo experimenta innumerables cambios, y uno de ellos radica en los senos, pues ellos se preparan para la lactancia.

Por ello, experimentan cambios drásticos y aquí te decimos cuáles son:

Se vuelven más sensibles

Los senos hinchados y adoloridos son uno de los primeros signos tempranos de embarazo. Y como casi todos los cambios en el embarazo, puedes culpar a las hormonas. "La sensibilidad en los senos está relacionada con el aumento de las hormonas y el flujo sanguíneo al tejido mamario", afirmó Leah Millheiser, obstetra, ginecóloga y directora del Programa de Medicina Sexual Femenina de Stanford Health Care.

El doctor Shirazian afirma que específicamente, durante el embarazo sus niveles de estrógeno y progesterona están en aumento. Al igual que pueden sentir dolor en los senos durante el período, también pueden sentir dolor durante el embarazo.

La buena noticia es que los dolores a menudo no duran mucho: "Esta sensibilidad generalmente desaparece después del primer trimestre", afirmó Millheiser.

Las venas pueden volverse más visibles

El volumen de sangre aumenta alrededor del 50 por ciento durante el embarazo indicó Kate Feeta, enfermera partera certificada en el Centro Médico UCSF. Las venas son especialmente notables si tu piel es más clara.

Van a crecer

Durante el embarazo, el aumento de los niveles hormonales le indica a las glándulas de sus senos que crezcan para prepararse para la producción de leche. También estás aumentando de peso para apoyar el crecimiento de tu embarazo, y también está el aumento del volumen sanguíneo. Todos estos factores pueden traducirse en senos más grandes, pero no todos responden de esta manera.

Pueden comenzar a perder leche

Aunque se cree que esto solo puede ocurrir a las mujeres que dan a luz, también puede suceder incluso mientras estás embarazada. Las mujeres comienzan a producir calostro, a veces llamado "oro líquido", ya que está repleto de anticuerpos, proteínas y carbohidratos, al final del embarazo.

"Ocasionalmente, una mujer puede notar una secreción clara y amarilla del pezón durante el embarazo, que puede ser calostro", dice el doctor Millheiser.

El Dr. Shirazian explica que "algunas mujeres notan la producción de leche antes del parto. Es solo porque esas glándulas están listas y preparadas. Si lo nota, no debe alarmarse".

Tus areolas y pezones probablemente se harán más grandes y oscuras

Los niveles crecientes de estrógeno y progesterona pueden hacer que crezcan las areolas y los pezones, indica la doctora Shirazian, y agrega: "Eso continúa durante todo el embarazo".

Si notas que además de agrandarse durante el embarazo, tus areolas y tus pezones se ven más oscuros que antes, esto es especialmente común si tienes una tez oscura para empezar.

"Lo más probable es que los pezones más oscuros y las areolas estén relacionados con un aumento temporal de la melanina causado por el aumento de las hormonas del embarazo", afirma el doctor Millheiser.

Te recomendamos en video