¿Celos entre hermanos? 3 claves para remediarlo en familia

Hay que comprender los celos como un proceso normal que debe controlarse.

Los celos entre hermanos son una situación normal en toda familia, pero los padres deben controlarla para que no pase a mayores.

Hay que comprender los celos como un proceso común. Es “vox populi” catalogarlo como algo negativo, pero en realidad son absolutamente normales.

Según la psicóloga Ximena Silva, al nacer un hermano “el niño siente que le quitaron su papel único y no sabe qué significado y qué lugar tiene ahora en la familia”.

Acá te presentamos tres claves para remediar los celos entre hermanos:

Aportar atención individualizada

Para ir creando en casa una atmósfera de normalidad, en la que ya no solo tenemos un hijo o dos, sino que hay otro más, es muy necesario pasar tiempo a solas con cada uno.

Este tiempo, aunque sea únicamente de 5 minutos, debe ser para estar a solas con cada hijo y sin exigencias. Debe ser un momento de disfrute mutuo y juego libre para comunicarnos y estrechar lazos.

Preparar un sitio para cada uno

Unido al punto anterior, cada uno de nuestros hijos es único y especial y necesita su propio espacio. No importa si es una habitación o un trocito de la misma, pero que sientan que dentro de su hogar tienen su lugar.

Detener el comportamiento agresivo

Siempre hay que poner límites ante un comportamiento violento e impulsivo de un hijo hacia otro. La violencia y la agresividad no se deben permitir en ningún caso. Ante la agresividad, paramos el acto sin ser agresivos, y posteriormente escuchamos el motivo. Luego intentamos entenderlo, los guiamos hacia maneras coherentes y no violentas de comportarse. Permite dejar que expresen sus emociones libremente y les animamos a resolver el próximo conflicto de una forma positiva y eficaz.

Te recomendamos en video