6 acciones para disminuir la hinchazón de los pies en el embarazo

Uno de los síntomas comunes en el embarazo es tener los pies hinchados y aunque este síntoma en nada perjudica al bebé causa molestia en la futura madre.

Uno de los síntomas comunes en el embarazo es tener los pies hinchados y aunque este síntoma en nada perjudica al bebé causa molestia en la futura madre.

Explica el ginecólogo William Sánchez que “tener los pies hinchados es uno de los síntomas físicos más comunes de la gestación y prácticamente todas las mujeres sufren esta dolencia que no afecta al bebé. Pero de seguro la futura mamá se preguntará , por qué tienes los tobillos y los pies tan hinchados durante el embarazo”.

Detalla el ginecólogo que esto se debe a que la futura madre está experimentando un edema. “Esto ocurre cuando se acumula demasiado líquido en los tejidos. Es normal tener cierto grado de hinchazón durante el embarazo, especialmente en los pies y tobillos, porque estás reteniendo más líquido”.

Otro aspecto que incide en esta hinchazón son los cambios en las propiedades de la sangre, por lo que también hacen que se acumule algo de líquido en los tejidos.

Continuó explicando el especialista que en este período de gestación el útero cada vez más grande, ejerce presión en las venas pélvicas y en la vena cava, que transporta la sangre desde las extremidades inferiores hasta el corazón. Y esta presión hace que la sangre que vuelve de tus piernas hacia el corazón circule más despacio, y esto hace que el fluido de las venas se retenga en los tejidos de los pies y tobillos.

La aparición de edemas suele darse con más frecuencia durante el tercer trimestre. Esta condición puede ser particularmente severa en mujeres con embarazo múltiple o que tienen exceso de flujo amniótico. El edema además suele empeorar al final del día y durante el tiempo de calor.

Con estas 6 acciones puedes mejorar la hinchazón de tus pies:

Manténte activa

Realiza ejercicios moderados y cambia de postura constantemente, aproximadamente cada media hora.

Pies en alto

Cuando estés sentada o acostada pon tus pies sobre cojines para levantarlos por encima de la cadera, esto te ayudará mucho.

Cuida tus pies

Pequeños masajes en los pies, mueve tus dedos y mueve de manera circular tus tobillos te ayudará a disminuir las molestias.

Cuida la postura

Si cruzas las piernas puedes empeorar el proceso, porque hace la circulación aún más lenta.

Alimentación

Cuida la comida que sea balanceada especialmente con poca sal.

Atuendos cómodos

Desde la ropa hasta los calzados que sean cómodos, seguros estos elementos te ayudaran a moverte con soltura y te permitirán moverte mejor.

Te recomendamos el video: