Mira cómo y cuándo cortar las uñas del bebé

Mamá, papá, abuela, ¿quién cortará las uñas del bebé? es un tema muy común que cuesta solventar.

Mamá, papá, abuela, ¿quién cortará las uñas del bebé? es un tema muy común que cuesta solventar, porque sus manos son tan chiquitas que no es fácil y a muchos les da miedo pasar a llevar alguno de sus dedos y hacer una herida.

El pediatra Leonardo Escobar (@drleoescobar) explica que “al nacer, los bebés tienen las uñas largas y quebradizas, por lo que tienden a romperse de forma irregular hasta más menos la tercera semana de vida cuando se hacen más resistentes. Esta situación hace de los rasguños y heridas algo muy común en esta etapa, pero estas no tienen mayor importancia y se curan espontáneamente. Lo más recomendado para el principio es limar las uñas del bebé con cuidado intentando no dejar puntas que les hagan daño cuando se rasguñen”.

Explica el pediatra que en esta primera etapa del recién nacido las uñas están muy pegadas a la piel, haciendo de la tarea del corte un poco difícil ya que se puede confundir la zona del dedo con la zona libre.

Escobar precisa cómo cortar las uñas del bebé de forma segura:

-Lo primero es elegir un corta uñas infantil o tijeras de bebé con punta roma.

-Preferir un momento donde tú y el bebé estén relajados, puede ser después del baño, o mejor aún, cuando esté durmiendo. Si le produce miedo es mejor dejarlo para otro momento.

-La uña debe quedar un poco por encima del borde de la piel.

-Nunca cortarlas redondas ya que se pueden encarnar. Lo mejor es dejar las esquinas cuadradas y luego limar los bordes para evitar rasguños. Puedes poner un poco de crema hidratante en sus manos al terminar.

-En caso de que pases a llevar la piel y se produzca un corte (¡a quién no le ha pasado!), bastará con presionar con una gasa sobre la herida y dejarla al aire. No usar parches curitas para evitar el riesgo de asfixia en caso que el bebé se la quite y la lleve a la boca.

Te recomendamos el video: