Criar a los hijos sin maltrato es posible, experta ofrece estos 10 consejos

Psicóloga presenta diez tips para aplicar la crianza afectiva y efectiva, sin violencia

En el afán de criar niños felices y con altas dosis de valores se han venido creando estrategias para una Disciplina Afectiva, Efectiva y libre de violencia. Explica la psicóloga Vanessa Muñoz en su Instagram @psico_kids que “la disposición es el primer paso para instaurar nuevas formas de criar. Ahora, puedo tener millones de herramientas excelentes, pero si se nos extravió el manual de instrucciones, esa herramienta la guardamos en el fondo de un cajón, para nunca utilizar.

La psicóloga infantil presenta diez recomendaciones para poner en práctica las herramientas de la crianza afectiva y efectiva sin maltrato.

1. El estilo de crianza a aplicar es una elección consciente. Así que requiere un esfuerzo activo.

2. Evitemos reaccionar cuando estemos molestos: practiquemos irnos a otra habitación o a pedir un tiempo para calmarnos.

3. Escribamos exactamente cómo queremos reaccionar ante las situaciones difíciles con nuestros hijos.

4. Analicemos nuestro "bagaje" emocional. ¿Qué detona nuestra ira? ¿Qué creencias tengo asociadas a las reacciones que quiero corregir? Si identificamos nuestros disparadores, podremos prevenirlos.

5. Céntrate en la meta. Es muy probable que los anteriores métodos no nos estuviesen dando el resultado que esperábamos y por eso cambiamos, ¿entonces por qué volver a lo antiguo que no te sirvió? Simple, porque es lo que conocemos. Mantenernos enfocados en lo que queremos lograr por lo general nos mantendrá fijos en el camino.

6. Analiza la conducta de tu hijo y atácala desde lo más sencillo a lo más complejo. Si comenzamos teniendo experiencias de éxito, es mucho más probable que persistamos en los métodos que queremos utilizar.

7. Enfócate en solucionar y no en reaccionar. Planifica actividades que ejerciten las "conductas positivas" o adaptativas en tus hijos, enseña, guía y acompaña en lo bueno.

8. Date un tiempo para ti. Práctica un hobby, escucha música, haz yoga… mantengamos la paz y la calma en nosotros para que nuestro estado se refleje en las acciones que emprendamos.

9. Conviértete en un detective conductual. Busca las causas del comportamiento de tu hijo, pregunta siempre antes de formar suposiciones y actuar.

10. ¡Añade una buena dosis de humor a tu rutina! Si vemos la paternidad como un trabajo forzado, jamás vamos a disfrutar de ella. Ríete, disfruta de tus hijos!