logo
Maternidad 16/12/2013

Seis consejos para viajar en avión si estás embarazada

A continuación, algunos consejos para viajar más cómoda. Recuerda que siempre tu médico debe darte la autorización para hacerlo.

Por : Josefa Álvarez

Si piensas viajar durante estas vacaciones y estás embarazada no te compliques, mientras lleves un embarazo normal, sin complicaciones, no debiera haber mayor problema, aunque siempre deberás tener la aprobación de tu médico, que ojalá te pueda entregar un certificado en el que aprueba tu vuelo, porque algunas aerolíneas te lo pueden exigir. Si tienes una gestación complicada, evítalo.

Siempre es recomendable no viajar después de la semana 36, aunque cada aerolínea tiene sus políticas al respecto, que generalmente van desde las 32 a 35 semanas, incluyendo la fecha de regreso. Si piensas trasladarte, te contamos que el mejor momento de la gestación para subirte a un avión es el segundo trimestre, que es cuando el riesgo de pérdida disminuye y los síntomas más desagradables ya no están presentes. A continuación, otros consejos importantes:

Muévete

Apenas te digan que puedes salir de tu asiento, camina cada media hora por los pasillos. Esto te ayudará a evitar la formación de coágulos y mejorará la circulación. Obviamente, hazlo siempre que esté permitido y no cuando haya turbulencias, lo mejor será estirar las piernas.

Cinturón de seguridad = mejor amigo

Luego de tus paseos para que la circulación siga su curso, cada vez que estés sentada mantén abrochado tu cinturón de seguridad. Las turbulencias o movimientos bruscos son muy comunes durante un vuelo y te puedes hacer daño.

Que no te falte comida

Como bien saben todas las embarazadas, el hambre que vives durante los 9 meses, a ratos, puede ser bestial. Nuestras necesidades alimenticias cambian y un vuelo, sean las horas que sean, no será la excepción. Empaca lo que sea necesario en tu bolso de mano y no pases hambre.

Hidrátate

Esto es muy importante: debes hidratarte, pues el aire del avión es muy seco. Además de sentirte satisfecha, te ayudará a controlar la aparición de coágulos sanguíneos, junto con las caminatas por el pasillo.

Elige pasillo

Tener que ir al baño muy seguido es normal durante el embarazo, porque tu barriga presiona mucho la zona de la vejiga, más aún si estás sentada mucho rato. Es por esto que para tu comodidad y la del resto de los pasajeros, es mejor que reserves un asiento en el pasillo.

Ropa cómoda

Vestirte cómoda es súper importante, porque te ayudará a que tu circulación sanguínea no tenga problemas y así evitarás la formación de coágulos. Además, vístete en capas, ya que la temperatura del avión puede variar.