Maternidad

No los adoptan porque tienen nombres de bebidas alcohólicas o celebridades

Los asistentes sociales no permiten que se cambien los nombres porque significaría la pérdida de la identidad familiar del niño.

En el mundo hay miles de niños huérfanos esperando ser adoptados por parejas que los quieran y protejan el resto de sus vidas. Lamentablemente, las dificultades para adoptar son muchas y hay quienes desisten de este procedimiento producto de las complejas peticiones del servicio público.

Podríamos pensar que esto solo ocurre en países subdesarrollados, sin embargo el problema en la legislación que permite adoptar a menores es un asunto que se suscita en todas partes. En el caso de Inglaterra las cosas no soy muy distintas.

Me topé con una información en el Dailymail.co.uk que asegura que las parejas que desean adoptar se encuentran con un problema que en algunos casos los ha llevado a retractarse de realizar el trámite, se trata de no poder cambiar el nombre de pila del niño ya que según los parámetros eso atenta contra la identidad familiar del pequeño. Un punto importante que aparece en la publicación es que además, en muchos casos los padres que pierden la custodia de sus hijos son personas desequilibradas o adictas a las drogas y que en muchos casos ponen nombres raros a los menores.

Algunos de los nombres que generan este problema son los de bebidas alcohólicas, como Chardonnay o Champán. También hay de celebridades, obviamente esto no les gusta a los padres adoptivos y frente a la negativa de los asistentes sociales desisten de adoptar.

Pero esto no es todo ya que además las parejas adoptivas deben comprometerse a reunirse al menos una vez al año con las familias biológicas de los pequeños que como les comenté antes en muchos casos son adictos a las drogas o delincuentes y claramente no debe ser agradable para una familia relacionarse con ellos.

Quizás sería mejor mantener a los padres biológicos informados del paradero de sus hijos, de su estado de salud, de su educación, etc, con el fin de poder acercarse a ellos cuando lo necesiten. Pero creo que es complejo obligar a las familias adoptivas a convivir con las familias biológicas en estos casos extremos.

Al parecer el gobierno británico se ha comprometido a revisar estos temas y sin duda deberían hacerlo ya que no es justo que un niño que quede sin familia por no poder cambiar su nombre.

Fuente: “Scandal of the babies parents won’t adopt because they’re called Chrystal and Chardonnay . . . and the social workers who won’t let them change their names” (Dailymail.co.uk)

Tags

Lo Último


Te recomendamos