OMS ofrece nuevas recomendaciones para amamantar en el inicio de la Semana Mundial de la Lactancia Materna

Este miércoles 1 de agosto comenzó la Semana Mundial de la Lactancia Materna.

Este miércoles 1 de agosto comenzó la Semana Mundial de la Lactancia Materna y la Organización Mundial de la Salud (OMS) realizó varias recomendaciones para las madres que están en ese proceso de amamantar.

Entre las recomendaciones indicaron la lactancia exclusiva hasta los 6 meses y, hasta los 12, combinarla con alimentos seguros. Si es posible, continuar amamantando hasta los dos años o más.

También recomiendan el inicio inmediato de la lactancia en la primera hora de vida del bebé, ya que alertaron sobre la problemática de la tardanza en el inicio de la práctica, pues millones de bebés corres riesgo de vida por no ser amamantados en su primera hora de vida.

 

"La leche materna es como una primera vacuna para el niño. Lo protege de infecciones potencialmente letales y le da todo el alimento que necesita para sobrevivir y desarrollarse bien", dijo el jefe de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, respecto del último informe.

 

Los beneficios de amamantar

La doctora Cristina Osio, jefa del Servicio de Neonatología del Sanatorio Otamendi explica que "la lactancia es un proceso fisiológico que favorece el vínculo entre la mamá y el bebé, y contribuye al desarrollo de niños capaces, seguros y emocionalmente estables. Además, la leche materna es balanceada de grasas, proteínas, minerales y vitaminas, y su temperatura es la adecuada en todo momento. Asimismo, debido a los componentes únicos –que no existen en las leches de fórmula- protegen de las infecciones como diarreas y otitis".

El doctor Luis Azula, médico pediatra y miembro de la Subcomisión de Lactancia de la Sociedad Argentina de Pediatría, subrayó que “otros efectos positivos radican en que la leche humana contiene algunas bacterias y oligosacáridos quecontribuyen a establecer una microbiota o flora intestinal saludable, que protege el intestino del bebé, favorece la absorción de nutrientes y previene enfermedades, como alergias o infecciones que pueden afectarlo”.

Como en todo vínculo, el intercambio va y vuelve. La madre alimenta y el bebé también protege a la madre con este acto. La lactancia "ayuda a que el útero vuelva a su tamaño normal, ya que el amamantamiento estimula la liberación de la oxitocina, una hormona que produce una sensación de relajación", asegura Osio.

También se estima que la lactancia ayuda a prevenir enfermedades futuras, como cáncer de mama y osteoporosis, y si se mejoraran las prácticas de amamantamiento, se reduciría el riesgo de diabetes tipo 2 y de depresión post parto.

Te recomendamos en video