Estudio asegura que es de vital importancia amamantar al recién nacido durante su primera hora de vida

La Unicef y la Organización Mundial de la Salud, publicaron un informe en el que aseguran que es de vital importancia amamantar al niño justo al nacer, esta práctica podría salvar hasta 820 mil vidas al año.

La Unicef y la Organización Mundial de la Salud, publicaron un informe en el que aseguran que es de vital importancia amamantar al niño justo al nacer, esta práctica podría salvar hasta 820 mil vidas al año.

Los recién nacidos que fueron amamantados entre las dos y 23 horas de vida, según el informe llamado Capture the Moment, tiene 1,3 veces más de probabilidad de morir en un plazo de 28 días que aquellos que fueron amamantados en los primeros 60 minutos de su vida. Este riesgo es más del doble si se espera un día o más. El año pasado, sin embargo, una cantidad estimada de tres de cada cinco bebés de todo el mundo (alrededor de 78 millones) no fue amamantado desde el minuto cero.

Por ejemplo, en países como Azerbaiyán, Chad y Montenegro solo dos de cada 10 recién nacidos fueron amamantados en la primera hora de su vida, pero en Burundi, Sri Lanka y Vanuatu fueron amamantados nueve de 10.

Blanca Carazo, responsable del programa, dice “Las disparidades que existen entre una región y otra no están vinculadas con los niveles de ingreso”. “Es una cuestión más bien de voluntad política y de la importancia que otorga la sociedad a la lactancia y a la supervivencia infantil en general”.

Los niños que esperan más de un día para la lactancia materna se enfrentan al doble del riesgo de muerte en comparación con los que lo hicieron en la primera hora de vida.

Los niños que no son amamantados inmediatamente se enfrentan también a un mayor riesgo de infecciones, ya que el contacto con la piel de la progenitora ayuda a regular su temperatura, les dota de bacterias y fortalece el sistema inmunitario.

Un estudio realizado en Tanzania a más de 4 mil niños arrojó que los que no fueron amamantados en la primera hora de vida, tenían un 50% más de probabilidad de contraer tos y problemas respiratorios en los primeros seis meses de vida.

Te recomendamos en video